SANTA ANA, ORACION PARA GRAVES PROBLEMAS Y NECESIDADES EN EL HOGAR



Haz esta oración con fe y encomiéndate a santa Ana que, por sus altos merecimientos, es patrona, protectora y abogada de las familias que pasan por adversidades y están necesitados.

Gloriosa señora Santa Ana, bienaventurada seas, 
oh bendita madre de María Santísima y abuela de Jesús,
abogada, intercesora y protectora de las familias,
por el cariño puro que sentiste hacia tu esposo Joaquín,
por el gran amor y devoción que tuviste siempre
por la Madre de Dios y su Hijo Jesús,
por tu dichosa, completa y plena vida familiar
quiero pedirte que nos bendigas y tomes bajo tu cuidado. 

Deseo solicitarte nos prestes tu santo auxilio
para solucionar los problemas por los que pasamos
y así salir de tanta necesidad y agobio. 

Yo ....... quiero honrarte con mi especial devoción,
y te escojo, después de la Santísima Virgen,
por nuestra madre espiritual y protectora,
por nuestra benefactora y compañera en los caminos. 

Te encomiendo nuestras almas y cuerpos, 
todos nuestros intereses y necesidades,
tanto los espirituales como los temporales,
nuestras carencias, dificultades e intranquilidades,
nuestros graves y desesperados problemas
para que tú, que estás tan cerca del Señor  
consigas para nuestro hogar y los miembros que lo forman
todos los bienes y favores que tanta falta nos hacen.

Buenísima y bondadosa santa Ana,
desbordante de amor para cuantos te invocan
y de compasión con los que sufren,
confiadamente me pongo ante ti
y, por tu gran bondad y poder ante el Señor,
y, sobre todo, sabiendo que escucharas mis suplicas,
te ruego me concedas este favor especial:

(decir con inmensa fe lo que se desea conseguir).

Te suplico que lleves mi solicitud a tu Santísima Hija,
nuestra amorosa madre la Virgen María,
para que ambas, María y tú, la presentéis a Jesús
y por tu valiosa intercesión vea cumplido mis anhelos.

Y te ruego: por el privilegio y la gracia 
con que Dios te ha bendecido 
extiende tu mano y ayúdanos a salir cuanto antes 
de nuestros grandes problemas y necesidades. 
 
Santa Ana, señora merecedora de toda confianza,
ejemplo de piedad y paciencia ante la adversidad,
tú que eres luz y refugio de quien te invoca
y eficaz apoyo y auxilio de las familias,
acude a mi llamada y no nos dejes solos
ante tanta desdicha y sufrimiento,
yo ....... te estaré por siempre agradecido-a.

También quiero solicitar tu amparo, 
para que día a día nos hagas mejores y más caritativos, 
 y nuestro corazón se llene de amor y fervor a Jesús,
a María, a José, a Joaquín y a ti misma;
y para que hagas que nuestra voluntad, como la tuya,
este siempre conforme con la de Dios. 

Pero si lo que pido no fuere voluntad de Dios,
obtenme lo que sea de mayor bien para mi alma.

 Guíanos dulce y misericordiosa Santa Ana,
enséñanos a dominar las malas inclinaciones, 
a seguir la Palabra y a practicar las virtudes
que sean más precisas para nuestra salvación.

Bondadosísima Santa Ana,
madre de Aquella que es nuestra vida,
muestra tu dulzura y llénanos de aliento y esperanza,
intercede ante tu amada Hija
 para que en mi hogar reine la paz y la prosperidad
y se alejen todas las dificultades y males,
ruega para que seamos ayudados
en todo lo que nos preocupa y no nos deja ser felices
y consigamos ser una familia unida en el amor, 
llenos de paz, armonía, bienestar y tranquilidad
y sobre todo bendecidos por María y Jesús. 
Así sea. + 

El nombre de Ana significa "gracia" y fue preparada por Dios con grandes dones para ser la madre de la Virgen María, la criatura más digna y pura predestinada para ser la Madre de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, el Mesías. 
Durante toda su vida se dedicó a hacer obras de caridad, en ayudar a los que sufrían y no tenían ni lo necesario para subsistir. Junto a su esposo, san Joaquín, con inmensa caridad repartía entre ellos alimento para sus cuerpos, protección para sus vidas y esperanza para sus almas y nunca dejó de dar asistencia a los que se lo solicitaban. 
Seguidora de la Ley de Dios se sometió siempre a su Santa Voluntad y le amó con sincero corazón. Nunca perdió la confianza en Dios y en premio recibió el honor más grande, pese a su avanzada edad y esterilidad, ser madre de la Virgen y abuela del Verbo encarnado, nuestro Señor Jesús. 

Esta privilegiada santa de buen corazón es poderosa intercesora y no niega a nadie su socorro, acude a ella con fervor, humildad y sinceridad, presenta ante ella tus peticiones confiadamente y solicítale sea tu mediadora, tu protectora y benefactora, ruégale que no te deje perder la esperanza, que use su especial influencia y lleve tus problemas, tus angustias, tus muchas necesidades, ante María y Jesús y que no deje de insistir ante Ellos para que así veas cumplidos tus más íntimos deseos. 
Puedes repetir a lo largo del día esta jaculatoria: "Ruega por mí, misericordiosa santa Ana, para que alcance la paz que busco y se arreglen mis problemas".  
Su festividad se celebra el día 26 de julio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD EN EL HOGAR, EL NEGOCIO O INVERSIONES

Esta oración es muy eficaz y milagrosa cuando se reza con gran esperanza y total confianza.  Antes de hacerla pide al Sagrado Corazón d...