ORACION A SANTA LIBRADA PARA LIBRARSE DE ENEMIGOS Y MALAS PERSONAS



¡Oh gloriosa virgen y mártir santa Librada!, 
mujer admirable que no dejaste de alabar a Dios Padre
ni perdiste tu fe pese a las adversidades, 
que entregaste tu vida en la cruz por seguir a Cristo Jesús, 
dame tus favores y haz que sienta tu muy eficaz protección; 
tú que fuiste elegida desde tu nacimiento por el Señor 
para ser ejemplo de fortaleza, de tesón y entereza, 
danos tu asistencia y sé nuestra gloriosa protectora, 
guárdanos y bríndanos tu muy poderoso auxilio 
cuando el mal y la maldad se presenten en nuestras vidas. 

Tú que desde tu nacimiento pasaste grandes sufrimientos 
y solo la bondad cristiana te salvo de una muerte segura,
tiéndeme tu mano, aplaca mi sufrimiento, 
dame valor y firmeza, aporta sosiego a mi vida, 
sé tú mi escudo ante tanta maldad que me rodea, 
ayúdame en las batallas que libro contra el adversario, 
pues con tu auxilio e intercesión en los Cielos: 
manos tendrán y no me tocarán, 
pies tendrán, pero por más que corran no me alcanzarán, 
oídos tendrán, pero no podrán escuchar mi voz, 
lengua tendrán, pero no me difamaran ni en falso acusaran.

Santa Librada bendita, de bondadoso corazón y alma pura, 
 tú que pasaste por las más duras pruebas
por ser fiel y no renunciar a tus creencias
líbrame de los enemigos, aléjame de quien me mire mal, 
de todo aquel que piense o me desee cualquier tipo de mal,   
aléjame de toda persona perjudicial y dañina,
de los malos vecinos y malos compañeros. 

Santa Librada gloriosa virgen y singular mártir,
que, por tu mucho amor y entrega a Cristo Jesús, el Redentor, 
después de sufrir duros castigos y cruel persecución,
a la cruz fuiste condenada y colgada en ella hasta morir,
atiende, te ruego, lo que hoy te vengo a pedir:
líbrame de la injusticia, del odio, el rencor y la traición,
de la mentira, las trampas, las calumnias y los engaños, 
de malas lenguas, de los chismes, intrigas y envidias,   
aleja de mí y de los míos las críticas mal intencionadas, 
así como los acosos, las persecuciones y retenciones, 
líbrame, Librada santa amiga, del conjuro y la maldición,
líbrame de todo aquel que por egoísmo o ambición
quiera lastimarme, confundirme y causar mi perdición
y se mi especial valedora para verme libre de:

(di el problema y lo que tanto deseas conseguir)

Santa Librada gloriosa, a ti acudo buscando refugio, 
hazme llegar buenas soluciones y todo lo mejor, 
te pido seas mi especial protectora y mi poderosa mediadora, 
líbrame de enemigos y males, aleja de mí lo que me aflige, 
auxíliame, ampárame y defiéndeme, no me abandones, 
intercede cuanto antes por mi ante el Señor, Dios de justicia, 
suplícale por mi salud física y mental, por mis sufrimientos, 
ruégale sea misericordioso, me llene de fortaleza y tesón 
y me conceda su santo auxilio en estos difíciles momentos
dile que me proteja de todo peligro, percance y maldad;
solicítale también que me proporcione firmeza y entereza 
para resistir toda tentación y todo ataque del enemigo, 
pídele perdone mis faltas, ofensas y pecados, 
así como lo ingrato-a que he sido en ocasiones con Él, 
dile que me bendiga y otorgue paz, amor y protección, 
y que me fortalezca en la cruz que llevo cada día,
para que, superadas las pruebas de la vida presente,
alcance la eterna bienaventuranza junto a ti en los Cielos. 

Te lo pido por Jesucristo nuestro Señor, hermano y amigo. 
Así es, así lo deseo, así lo decreto en nombre de Jesús. 

Oh Dios mío: solo Tú eres digno de alabanzas y adoración
te pido con un corazón humilde pero quebrantado
que, por tu gran amor y compasión, por tu justicia y perdón,
que son aún más grandes que nuestros pecados,
escuches mi voz con que a Ti clamo y me envíes ayuda,
desde tu lugar santísimo y, por intercesión de santa Librada,
te ruego me protejas, apartes y liberes
de todo lo que me pueda causar daño y preocupación,
que me separes de cualquier persona que mal me quiera.

Dios de lo imposible poderoso eres Señor mío,
gracias por protegerme y guardarme de todo mal
perdóname dulce Padre hermoso mis errores cometidos
sobre todo, perdona aquellos que te han lastimado;
examina mi corazón y verás que no soy una persona mala,
no deseo mal a nadie ni a nadie quiero lastimar,
ayúdame y ayuda a los que quieren hacerme perder la paz,
que tus bendiciones nos asistan y liberen a todos,
que la Sangre Preciosa de tu amado Hijo nos lave y cubra,
nos limpie y purifique hoy y todos los días de nuestras vidas.
Así sea, así se cumplan mis pedidos. + 

Reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.
La oración y los rezos se hacen por tres días seguidos, el mejor momento es por la noche y es recomendable encender una vela blanca el último día en honor de santa Librada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares