miércoles, 3 de abril de 2019

VIRGEN MARÍA DESATA NUDOS, ORACIÓN PARA PEDIR ABUNDANCIA ECONÓMICA, RIQUEZA, SUERTE, PROSPERIDAD



Santísima Virgen María que Desatas Nudos 
que entorpecen nuestro bienestar y felicidad, 
en nombre de tu Divino Hijo Jesús 
y de los Arcángeles, Ángeles y Santos que te rodean, 
te suplico que bendigas e ilumines mi hogar, 
dirige tu mirada dulce y protectora sobre él 
y desata todos los nudos que nos hacen sufrir. 

Virgencita amada, te encomiendo mis problemas, 
te entrego esta pesada carga que nos ata, 
dame victoria en lo que con humildad pido, 
Madre, sé mi amable y amorosa mediadora en los Cielos 
y ayúdame a desatar los nudos que me ahogan 
y que no me permiten avanzar y progresar. 


Tú que me amas y puedes leer en mi corazón,
y conoces mis más íntimos pensamientos y deseos,
sabes por los problemas que estoy pasando,
me siento lleno-a de pesar y desesperanza
y no sé cómo salir de tanta miseria y precariedad. 

Necesito abandonar los duros caminos de la escasez
y entrar en los de la suerte, la prosperidad y abundancia;
te ruego pidas a tu muy amado Hijo Jesús,
que es bueno e infinitamente compasivo,
me dé el auxilio que tanto preciso para mejorar, 
suplícale me asista con su favor 
para que pueda salir de este gran agobio económico
y se desaten los nudos de deudas y carencias,
que en estos momentos rodean mi hogar
y nos causan incertidumbre e intranquilidad.

No quiero perder lo que con tanto esfuerzo he logrado,
pon a mi alcance los medios para dejar atrás las penas, 
las privaciones, las penurias y agobios monetarios, 
que me hacen padecer día a día, 
por favor, ayúdame a conseguir dinero
y así pueda solventar los pagos atrasados 
resolver los problemas y las ataduras bancarias, 
tener lo preciso para vivir con dignidad 
y poder atender a mi familia como merece.

Madre Tú que nos ayudas a deshacer los conflictos, 
abre mis caminos a la solución definitiva
para que estos nudos que tanto me desesperan se vayan 
y tenga solvencia y bienestar económico; 
ilumina y guía todos los pasos que doy 
y rodéame de buenas personas que crean en mi,
aleja tanta inseguridad, tanto desasosiego y carencia
y haz que mejore laboral y económicamente.

Bendícenos con abundancia y prosperidad monetaria,
obra un milagro en nuestras vidas 
para que podamos cumplir con las obligaciones
y tener alegría, amor, fortuna, abundancia y riqueza 
en estos tiempos tan difíciles.

Madre mía, Divina Señora que desatas los nudos,
haz que por tu conducto llegue a mi el auxilio Divino, 
en especial deseo con todo mi ser ayuda para: 

(decir ahora con mucha fe y esperanza 
lo que se quiere conseguir 
mediante la intercesión de la Virgen María). 


Oh mi amable Madre de inmenso poder y clemencia, 
a tus pies deposito con ilusión mi solicitud 
con la esperanza de que ruegues por mí 
y hagas llegar al Señor mi sincera suplica, 
derrama tu manantial de favores 
y consigue que en breve vea cumplida mi petición 
y no tenga que pasar por tanto obstáculo y angustia.

Te amo dulce Madre de misericordia, 
te venero Señora de amor y compasión, 
te adoro Santa Madre de Dios 
siempre estarás en mi vida y en mi corazón. 

Así sea. +

Rezar tres Avemarías, un Padrenuestro y un Gloria. 

Para que esta oración sea mas efectiva
hay que poner toda la confianza en la poderosa mediación
de la Inmaculada Virgen María que desata los nudos, 
y hay que hacerla, junto a los rezos y con mucha devoción,
al menos durante cinco días seguidos. 

1 comentario:

  1. Madre Santa desata los nudos que hay en mi economía, que pueda quedar liberado de las deudas y vivir sin preocupaciones, que encuentre una forma digna de llevar mas ingresos a mi familia y no pasemos por mas desdichas, que el Señor Jesús me bendiga y tenga oportunidades para prosperar y tener mas dinero. Virgen que desatas los nudos acuérdate de mi. Te agradezco de antemano.

    ResponderEliminar

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PETICIONES URGENTES DE DINERO, PROSPERIDAD Y ABUNDANCIA.

CRISTO DEL GRAN AMOR ORACION PARA PETICIONES DIFICILES Y DESESPERADAS (SALUD, AMOR, TRABAJO, DINERO, PROTECCION)

Dulce y amoroso Cristo del Gran Amor, Divino Jesús dueño de mi alma, que la bondad de tu dulce Corazón me asista, que la ternura que ...