ORACION PODEROSA PARA PETICIONES DIFÍCILES (AMOR, DINERO, TRABAJO, SALUD...)



A veces nos encontramos en situaciones tan difíciles que, por más que lo intentamos y ponemos todo nuestro empeño, no podemos resolverlas por nosotros mismos. Esta oración es para pedir a Jesús que use su poderosa mediación ante Dios Padre y te consiga lo que necesitas, para que te ayude en las vicisitudes por las que pasas y se acaben las precariedades y los problemas, para que tengas paz y tranquilidad en tu vida. 

Hazla con fe, con mucha esperanza, deposita tu confianza en el Buen Jesús, en el amado Jesús, que es nuestro amigo fiel, seguro que en poco tiempo verás resultados positivos pues Él nunca defrauda y concede grandes milagros. 

ORACIÓN PARA PETICIONES DIFÍCILES

Oh mi buen Jesucristo, tuya es la grandeza y el poder, 
y a tu misericordioso Sagrado Corazón me encomiendo. 
Tú que viniste a la tierra y nos amaste sin límites,  
pues el sacrificio de tu vida es la prueba del mayor amor; 
por nosotros te sometiste a la muerte, y una muerte de cruz, 
cargaste con nuestros pecados y reparaste los males causados,
nos diste el mejor ejemplo para que siguiéramos tus huellas, 
nos guiaste para que no dudásemos de la Justicia Divina
y para que, con fe y esperanza, aún en los peores momentos, 
nos pusiéramos siempre en las manos de Dios, 
hoy desde la dificultad clamo a Ti y te pido ayuda. 

Oh mi Cristo Jesús, en Ti creo con todas mis fuerzas, 
yo te adoro, yo te sigo y en Ti deposito mi confianza, 
desde mi interior te ruego me ayudes a ser mejor, 
inclina tu oído y escucha estas suplicas que confiadamente 
y a través de esta poderosa oración hoy te presento: 
haz que pueda ver más allá de mis humanas capacidades, dame sabiduría, fortaleza y mayor dedicación a Dios,  
haz que sepa cumplir tus enseñanzas y llevarlas a cabo, 
que yo también pueda amar y entregarme al prójimo 
con un amor y una abnegación semejante a la tuya, 
llévame sobre tus fuertes hombros de Buen Pastor, 
ahuyenta todo lo que me perjudica y causa preocupación  
y concédeme tu protección y amparo en mi tribulación. 

Te agradezco de corazón tus sufrimientos, tu dolor, 
te doy las gracias por tu Preciosa Sangre derramada, 
gracias por tu Justicia, por tu Paz, por tu Amor inagotable 
y te pido sigas usando tu generosidad hacia mí, 
dame tus bendiciones y lléname de tus gracias y favores. 

Aléjame de todo enemigo y maldad, de peligros y accidentes,  
líbrame de todos los obstáculos que se me presenten 
hoy y siempre en este duro y difícil caminar por la vida, 
mejora grandemente mis condiciones laborales  
para que pueda realizar mis proyectos actuales y venideros, 
haz posible que mi corazón esté siempre contento 
y mi vida sentimental sea plena y esté llena de buen amor  
 cólmame de perfecta salud, sin dolor ni enfermedad, 
 aleja de mi hogar la falta de recursos económicos, 
haz que se denoten mis esfuerzos y tenga motivación 
en todo lo que emprenda, en los negocios, las inversiones..., 
dame serenidad de ánimo para afrontar las amarguras, 
las dificultades o penurias que se me presenten
y concédeme salir de todo mal momento y adversidad, 
sobre todo, de la crisis que estoy pasando en la actualidad. 

Por favor, Jesús, ayúdame a solucionar todo lo que me aflige 
lo que me causa angustia y no me permite avanzar, 
mi buen amado Cristo Jesús, te pido seas mi socorro, 
mi Señor, concédeme esta petición que invoco de Ti: 
(menciona ahora tu petición con humildad y confianza). 
 
Oh mi dulce Cristo Jesús, mi redentor y salvador, 
ayúdame a ser tu discípulo-a de verdad, sin reservas, 
a vivir según el Evangelio y aceptando la voluntad del Padre, 
 y, a fin de corresponder a tus muchos favores, 
me comprometo a imitar tus virtudes, tener más caridad,  
ser agradable a los ojos de Dios y a vivir y morir en tu amor. 

A través de esta oración te suplico y pido con humildad: 
Jesús, ven a mí en esos momentos de penuria y dolor.
Ven a mí cuando me atormento por el sufrimiento 
y los problemas se acumulan a mi alrededor.
Ven a mí cuando me quedo sin fuerzas y sin saber que hacer.
Ven a mí cuando se enferma mi cuerpo,
pero también si se enferma mi mente o mi espíritu.
Ven a mí para perdonarme por las veces que he pecado pensando que estabas lejos, que no me amabas
o que no te interesaban mis padecimientos e infortunios
y los de las personas que amo y también te necesitan.
Ven a mí, pues yo sin Ti no tengo calma.
Ven a mí, porque sin Ti no encuentro paz en nada.
Ven Señor Jesús, ven pronto a mi vida y auxíliame, 
ven sin tardar y dame tus bendiciones, 
que cada segundo de mi existencia, en cada acto de mi vida, 
sienta tu Presencia que es grande y poderosa.
Así sea. Así se cumpla lo que solicito. 

Ahora reza tres Padrenuestros y tres Glorias. 

Tienes que repetir la oración y los rezos tres días seguidos, hazlo con fervor, con total entrega y sinceridad, y, sobre todo, no pierdas la esperanza en la milagrosa ayuda que Jesús presta cuando se acude a Él con ilusión y optimismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

ORACION PARA SANAR Y LIMPIAR LOS ERRORES Y FALTAS DE LOS ANTEPASADOS