ORACION A SAN PEREGRINO PARA PEDIR DINERO Y TRABAJO URGENTE



¡Oh mi buen san Peregrino! consuelo del que sufre, 
bendito santo que eres abogado protector del necesitado 
y glorioso benefactor del que está angustiado,
 tú que, por amor, supiste encontrar el camino de Cristo,
e hiciste de tu vida un continuo acto de caridad
hacia el enfermo, el pobre, el abandonado, el desahuciado, 
que continuamente te entregaste y tendiste tu mano 
al que estaba carente de medios, solo y desamparado,
acudo a ti y te ruego me conduzcas por los buenos caminos
de la caridad, la virtud, el amor, la verdad y la justicia
hacia mi Dios y hacia mis hermanos los hombres.

Oh san Peregrino confesor, 
tú que supiste escuchar los pecados y faltas 
de todo aquel que confiando en ti te lo pedía, 
con tu infinita benevolencia y amable comprensión, 
escucha hoy los míos y perdónalos, en nombre de Dios. 

Oh san Peregrino virtuoso, fiel y entregado a la única fe, 
tú que, con humildad y fortaleza, en todo momento
supiste entregar tu silencio, sacrificio y mortificación
a tu muy amado Jesús y a la Santísima Virgen María,
mira mis penas y agobios, las presiones por las que paso, 
y pide al Cielo me conceda auxilio en mi actual situación.

Milagroso san Peregrino, aclamado en todo el mundo, 
llego con humildad ante ti solicitando tu bendición,
acudo con toda mi fe para pedir tu mediación ante Dios
y así poder salir de estas dificultades que ahora tengo: 
haz que salgan a mi paso muchas oportunidades laborales, 
necesito conseguir un trabajo digno con buenos honorarios 
que me permita llevar a mi hogar la tranquilidad; 
también te pido me ayudes en mi situación financiera,  
haz que tenga cuanto antes una entrada extra de dinero 
para solucionar los compromisos y las deudas pendientes 
y que se acaben todos los problemas económicos
que me tienen sin dormir y agobian a mi familia 
y hace que nuestro diario caminar sea duro y complicado. 
 
Oh san Peregrino, por el corazón generoso que posees, 
por el poder de intercesión que tienes en las Alturas, 
aleja los contratiempos que día a día se me presentan,  
ruega por mí y haz que reciba pronto alivio en:

(ahora se pide con gran esperanza lo que se necesita).

Tú que en la tierra fuiste guiado por un ángel, 
haz que yo reciba asistencia angelical en mis dificultades, 
tú que, por tu perseverancia y valor brillaste en la tierra  
y ahora, por grandes tus méritos, por tus muchas virtudes, 
 moras feliz en la Gloria y ves de continuo a Dios, 
hazme llegar tu valimiento, no me dejes sin respuesta, 
te suplico con todo mi ser, mi bendito san Peregrino, 
que lleves mis peticiones ante el Señor Jesús
y tu bien amada nuestra Madre la Virgen María
para que se solucione esta difícil situación
que tanto abatimiento hoy me provoca.

Yo confío y tengo esperanza en ti, generoso san Peregrino,
y tengo certeza que en breve me obtendrás lo que pido,
siempre que convenga a tu mayor honra,
a la gloria de Dios Padre Eterno y bien de mi alma.
Así sea. + 

Reza con fervor al Señor y la Santísima Virgen María
tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias

La oración junto a los rezos se hace por tres días seguidos. 

San Peregrino es un santo italiano (1260-1345) que, después de llevar una vida algo alocada y tras un periodo de conversión ingreso en la orden de los Servitas siendo un ferviente predicador, un orador insigne, un confesor comprensivo y, sobre todo, un gran benefactor de los que pasaban estrecheces de dinero, de los abandonados y de los enfermos. 
Su festividad se celebra el día 1 de mayo. 

Es abogado y padre de los pobres y muy eficaz protector de los que pasan por problemas económicos y laborales. Se le invoca contra la pobreza y contra chismes, abusos y difamaciones.  

Es el patrón de los enfermos de cáncer y sida, contra las heridas abiertas sin cicatrizar, enfermedades de la piel. También se le invoca para enfermedades largas y dolorosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares