ORACION AL SANTO NIÑO DE LAS SUERTES PARA PEDIR DINERO, SUERTE, TRABAJO, AMOR, SALUD



El Santo Niño de las Suertes se apareció tal y como hoy se venera en el templo de san Bernardo, en Tacubaya, México. 
Lo más significativo es la calavera en la que está recostado y que nos representa a nosotros, los hombres. 

Nos da a entender que está con nosotros para darnos su paz, amor, sabiduría y misericordia; El con sus manitas nos rodea y da su protección, nos invita a acogernos a su Divino auxilio  para que no tengamos ningún temor ni preocupación. También es símbolo de como Jesús venció a la muerte con su Gloriosa Resurrección. 

Sea cual sea tu problema pídele su amparo, su consuelo, su protección para cada día y ruégale te ayude a solucionar lo que te preocupa en estos momentos, es muy milagroso y su bondad no tiene límites. 

ORACIÓN DE PETICIÓN 

Amoroso y bendito Infantito Jesús,
¡oh amable Santo Niño de las Suertes!,
 Tú, el más humilde y el más grande entre los hombres;
 el más pobre y el más rico, el más débil y el más poderoso, 
haz acto de presencia en mi vida, acércate y dame tu favor,  
pues para mí es muy importante saber que me proteges
y sentir a mi lado tu compañía cuando me siento mal.

Te bendigo y te adoro, Niño Santo, Niño Dios, 
 porque te has dignado descender hasta nosotros
 para ser nuestro modelo en la práctica de todas las virtudes, 
nuestro maestro en las enseñanzas de la Santa Palabra,  
para ser nuestro guía en las dificultades de la vida
 y nuestro dulce alivio y consuelo en los días de aflicción. 

Te amo porque aunque yo me olvide de Ti, 
Tu no te olvidas de mi y me cuidas en las horas de aflicción, 
me proteges y amparas, me das apoyo y fortaleza, 
te amo porque eres un rebosante pozo de bondad
y porque vienes a mí tierno y complaciente cuando te llamo,
 dándome un amor puro, misericordioso, infinito y generoso, 
capaz de perdonar mis faltas, mis ofensas y pecados, 
te amo porque eres mi mediador ante el Padre Celestial 
y por los méritos de tu infancia me alcanzas de El lo que pido.

 Por eso, con el corazón lleno de agradecimiento,
 te adoro, te bendigo, te alabo con todo el fervor de mi alma 
y esperanzadamente levanto mis ojos hasta Ti mi buen Niño 
buscando encontrar en tu mirada un rayo de luz, 
buscando en Ti abundancia de bienes y gracias
que me permitan abandonar la oscuridad y el desaliento 
que me embarga en estos momentos de tribulación.

Jesús Tú nos has dicho: “pedid y se os dará”,
 y yo, movido por a más viva fe y con profunda certidumbre,
invoco tu divina ayuda, solicito tu mano benefactora, 
por favor, contempla la presente necesidad que tengo 
 y apiádate de mis preocupaciones y aflicciones; 
por el gran amor que derrochas sobre los que padecen 
 dígnate concederme tu santo auxilio y haz que no sufra más, 
Tú que todo lo puedes hazme llegar urgente solución en:

(dile al Santo Niño de las Suertes el problema que tienes 
y haz con mucha fe y esperanza la petición)

 Me entrego a ti, Santo Niño de las Suertes, 
 con la seguridad de que no quedará frustrada 
la ilusión que deposito en tu persona,  
y sabiendo, en virtud de tu promesa, "pedid y se os dará"
 acogerás benignamente en tu Sagrado Corazón mis súplicas 
y la despacharás favorablemente cuanto antes
y de la manera que sea más provechosa para mi alma 
 para mayor gloria tuya y por amor a todos nosotros. 

Santo Niño amado, Niño adorado, mi buen Niñito Jesús, 
que bajo el titulo de Santo Niño de las Suertes 
nos concedes alivio en la amargura y fortuna en la desgracia,
postrado-a ante tus divinas plantas te ofrezco adoración
recíbeme, bendíceme, consuélame, pide por mí sin cesar,
y, como tengo seguridad en recibir tus milagros 
yo ....... con todos mis afectos daré a conocer tus favores, 
para así propagar y dar gloria a tu Nombre para siempre, 
y, en sincero agradecimiento, según mis posibilidades
trataré de ayudar con lo que pueda a los niños necesitados. 
 Amén. + 

Reza el Credo, tres Padrenuestros y tres Glorias. 
 La oración y los rezos hazlos con inmensa certidumbre en su santo auxilio, con infinita esperanza y devoción durante tres días seguidos, por la mañana y por la noche. 
En prueba de lo mucho que esperas de su Mano Poderosa, "que todo lo puede y todo lo da", repite sin cesar durante los tres días de oración esta frase, "mi buen Niño Dios, en Ti confío", y  no te olvides de darle las gracias por estar contigo cuando le necesitas, por escucharte, por no permitir que desesperes y por los muchos favores que te va a conceder ahora y también cuando pases por otras horas de dificultad. 

Miles y miles de fieles devotos acuden año tras año ante el Santo Niño de las Suertes para solicitar su auxilio en los problemas de salud, de trabajo, de dinero, amor..., también para que les conceda suerte, prosperidad y fortuna. 

En reconocimiento a los favores y milagros concedidos sus fieles, y también los que acuden por primera vez, agradecidos le dejan como prenda diversos objetos, según sus posibilidades económicas, algunos de los cuales son colocados en la urna donde está expuesta esta su bendita Imagen. El 12 de enero es cuando se celebra su festividad. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...