ORACION AL PODEROSO SAN CIPRIANO PARA LIBRAR DE ENEMIGOS, ENVIDIAS, DAÑOS, MALAS LENGUAS



San Cipriano se convirtió en obispo de Cartago, en el norte de África, en 249 DC, fue martirizado por la fe en 258 DC el 14 de septiembre, que más tarde se convirtió en la Fiesta de la Santa Cruz. Hoy, el día de San Cipriano se celebra el 16 de septiembre. 

Poco se sabe sobre su vida pre-cristiana. Cipriano era un orador, altamente educado y un hombre de considerable riqueza. Un cambio completo se produjo sobre Cipriano, asombrando a todos los que lo conocían. Se convirtió al cristianismo en el año 246 dC, después de lo cual compartió su riqueza con los pobres. Dos años después de la conversión, Cipriano fue ordenado sacerdote y pronto se convirtió en obispo de Cartago.

San Cipriano guió a su comunidad a través de dos grandes persecuciones de la Iglesia, la segunda de las cuales reclamó su propia vida. Eligió ser decapitado en lugar de renunciar a su fe al ofrecer sacrificios a dioses paganos. A través de palabras y ejemplos, San Cipriano alentó a su pueblo a perseverar en la fe cristiana, incluso hasta la muerte. 

ORACIÓN CONTRA ENEMIGOS Y MALES 

En tu santo nombre, bendito San Cipriano,
 yo rezo con fervor y confío a ti mi devoción, 
en tu santo nombre, por el poder de Dios y por tu poderío, 
ruego hagas caer sobre mí tu protección, tu facultad de aliviar
y la muy efectiva defensa que proporcionan tu santas manos
para que sean expulsados a partir de hoy todos mis enemigos 
y desaparezcan para siempre las causas y efectos producidos
por sus malas acciones, por sus malas obras o pensamientos. 

 Oh Cipriano, por tu glorioso nombre y lo que significa, 
porque prometiste socorrer al que estuviera en necesidad, 
sanar al que hubiera recibido mal o maleficio 
y dar libertad al que estuviera bajo opresión o cautividad, 
te pido vengas a mí ahora que te necesito:  
líbrame de todo peligro y daño del prójimo,
 líbrame de la maldad, de lo perjudicial y dañino,
 líbrame de malas lenguas, mentiras, chismes y habladurías
 líbrame de las magias y del maleficio maligno,
 protégeme de todo aquel oculto o  visible que mi mal desea.

Pon Cipriano glorioso seguridad en mi vida,
 aclárame, purifica y limpia mis caminos,
 aleja de mi percances y peligros, accidentes y percances,
líbrame de personas infames, de traidores y envidiosos,
de los violentos, necios, ruines y malhechores
y guárdame del acoso de mis enemigos y malas personas.

Poderoso san Cipriano, me pongo en tus manos,
y te pido intercedas y me ayudes en este trance 
que tanto daño me causa y perjudica mi vida,
líbrame, te ruego, de estos problemas:

(decir lo que se desea conseguir)

  Esta gracia te la pido por tu inmenso poder
 y por lo que en tu vida juraste:
 ser defensor contra los daños y peligros
 que acosan, tientan y rodean al hombre.

 Te ruego, santo mío, que me des tu protección, 
quiero contar con tu ayuda y bendición,
para que siempre pueda salir victorioso-a. 

San Cipriano poderoso protector,
intercede por mi ante el Padre y Señor,
para que con su gran bondad y misericordia
me aleje de todos los males, daños y percances,
y así se me muestre despejado el camino hacia la salvación,
para que viva conforme a su voluntad,
y que después de esta vida encuentre
la eterna bienaventuranza en la otra.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, 
por la fuerza de la Santísima Trinidad 
por el gran poder del Altísimo Creador nuestro, 
oh santo Cipriano, glorioso protector nuestro, 
por la autoridad contra el mal que te fue conferida
te pido verme libre de todo lo que afecte mi vida, 
todo lo que perturbe mi progreso, mi felicidad, 
todo lo que está atrasando mi bienestar y el de los míos, 
haz que se borren todos los daños y problemas causados
para que en breve vengan los buenos tiempos a nosotros. 
Amén. + 

- Finalizada la oración, reza el Credo, tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

- Haz esta oración durante tres días seguidos con la firme convicción de que vas a obtener el bien que persigues.
- Cada día debes encender una vela de color verde o marrón, y se deja hasta que se consuma en su totalidad. 

NOTAS SOBRE EL FAMOSO LIBRO DE SAN CIPRIANO:

El libro de San Cipriano está dividido en tres partes: La primera parte cuenta la historia de la vida de San Cipriano; da oraciones para el mediodía, la tarde y la medianoche; ofrece formas de predecir el futuro; enumera los 148 lugares donde se pueden encontrar encantamientos y termina con formas de repartir cartas. 

La segunda parte revela el "verdadero tesoro" de la magia en blanco y negro, ofrece los secretos de la brujería para el bien y el mal y ofrece recetas mágicas para obtener un matrimonio o amante. Mientras que la tercera parte enumera todos los tesoros que se pueden encontrar, principalmente en la región de Galicia, en el noroeste de España.
De manera similar, toda la apariencia de Cipriano como pagano, así como su relación con los demonios que él llama, están alineados con algunos temas que se pueden encontrar en los Papiros Mágicos griegos. 

"El mago aparece como el gobernante de los demonios, como un teurgista. Él ordena su entrada y salida, les da órdenes de acuerdo con su libre albedrío y las reprende cuando regresan sin éxito. Esa es la relación que un maestro tiene con su sirviente; incluso es cierto con respecto a su relación con el más alto de todos los demonios, el "padre" que necesita mucho regaño. En resumen, es el mismo punto de vista que encontramos en los papiros mágicos griegos cuando el mago está forzando su voluntad sobre los demonios".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...