lunes, 22 de julio de 2019

5 DÍAS DE ORACIÓN A LAS ÁNIMAS BENDITAS PARA CASOS DESESPERADOS




Estas poderosas oraciones son muy efectivas, pero hay que rezarlas con gran fervor y confiando en la ayuda que las Benditas Almas del Purgatorio nos prestan orando por nosotros ante Dios; lo hacen todo el tiempo y en agradecimiento a los rezos que nosotros elevamos por ellas para que puedan salir de su destierro y llegar al Cielo.

Aunque ellas no interceden directamente por nosotros, como lo hacen la Santísima Virgen, los Santos, los Arcángeles y Ángeles, sí que oran con constancia por nuestras dificultades y necesidades y piden para que obtengamos con presteza la ayuda solicitada. 
Son grandes e ilimitados los favores que se reciben de las Ánimas benditas en pago a la ayuda que les prestamos con las súplicas que hacemos a Dios para que sean perdonadas, puedan encontrar el descanso Eterno y estar junto a El. 

Hay que hacerlas durante cinco días consecutivos empezando en lunes, el mejor momento es cuando ya ha anochecido. 
Cada día: primero se dice la ORACIÓN INICIAL, después la oración del DÍA correspondiente con la petición y por último se hacen los rezos.

 



ORACIÓN INICIAL 
PARA TODOS LOS DÍAS 

Oh benditas y buenas ánimas del Purgatorio, 
las más olvidadas, las más solas y abandonadas, 
que estáis padeciendo y sufrís con resignación, 
orad por todos los que necesitamos vuestro auxilio. 

Almas Santas, almas pacientes, almas cautivas, 
rogad a Dios por nosotros que rogamos por vosotras. 

Sé que cuando seáis liberadas y estéis ante el Trono de Dios
no os olvidaréis de mí y con vuestra gratitud sin limites 
no cesaréis de orar por mis graves y desesperadas penurias, 
tanto las espirituales como las temporales, 
y para que reciba siempre la ayuda y protección Celestial. 

¡Oh Padre amoroso, oh Dios de suma bondad! 
te ruego por las Almas que están expiando sus culpas, 
¡oh Señor! ten clemencia, recíbelas bajo tu amparo
dales la libertad, dales la gloria del Paraíso, 
ilumínalas con tu Luz y perdona sus pecados 
Padre, llévalas cuanto antes al Cielo, a tu Eterna Ciudad. 

 

PRIMER DÍA - LUNES 

Os suplicamos, Señor nuestro Jesucristo, 
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre,
en la noche de vuestra dolorosa Pasión
y cruel agonía en el huerto de las Olivos.

Y vosotras, almas santas, almas benditas, 
alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir y que nos son tan necesarias: 

(ahora se pide lo que se desea conseguir). 

Benditas Ánimas, acudid en mi nombre al Señor 
y orad ante Él para que escuche mis ruegos, 
rogad también por mí a la Santísima Virgen,
saludadla en mi nombre con la jaculatoria:
¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos. 

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 

SEGUNDO DÍA - MARTES

Os suplicamos, Señor que por vuestra misericordia
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
con el tormento de los crueles azotes
que sufristeis amarrado a una columna.

Y vosotras, almas santas que penáis 
orad por nosotros y alcanzadnos del Señor las gracias
que deseamos conseguir y que tanto anhelamos: 

(ahora se pide lo que se desea conseguir). 

Rogad a la Santísima Virgen interceda ante su Hijo 
para que seamos escuchados y en breve atendidos.
¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a vos. 

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 

 

TERCER DÍA - MIÉRCOLES

Os suplicamos, dulce Señor y Buen Pastor nuestro,
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió Vuestro amantísimo Corazón
y el de vuestra Purísima y amantisíma Madre
con la cruel coronación de espinas, burlas y escarnios.

Y vosotras, almas santas, no dejéis de orar por nosotros, 
alcanzadnos del Señor las gracias que con fe solicitamos: 

(ahora se pide lo que se desea conseguir). 

Suplicad a la Madre del Señor, la Virgen María
no nos abandone ahora que pasamos por tiempos difíciles. 

Oh María, Madre de Dios y nuestra, 
haced que encontremos la paz y tranquilidad que deseamos.
¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a vos. 

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 

CUARTO DÍA - JUEVES

Os suplicamos, Señor, derraméis vuestra bondad
y saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
en el encuentro de la calle de la Amargura
caminando con pesada cruz de nuestros pecados.

Y vosotras, almas santas, almas benditas,
alcanzadnos del Señor las gracias que nos hacen falta 
para salir de tanta preocupación y agobio: 

(ahora se pide lo que se desea conseguir). 

Hablad a la Santísima Virgen de nuestros pesares,
para que Ella nos conceda su poderoso auxilio 
hoy y todos los días de nuestro caminar terreno.
¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos. 

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 

 

QUINTO DÍA - VIERNES

Os suplicamos, Divino y justo Señor, 
saquéis tantas almas del purgatorio
y convirtáis tantos pecadores,
cuantas fueron las sensaciones de dolor
que sufrió vuestro amantísimo corazón
y el de vuestra Purísima Madre
en las tres horas de mortal agonía 
y afrentosa muerte en la Cruz.

Y vosotras, almas santas, almas benditas,
alcanzadnos del Señor las gracias que precisamos de Él:
(ahora se pide lo que se desea conseguir). 

Haced llegar nuestro amor y veneración a la Virgen María,
y pedidle nos bendiga y proteja con su Santo amor.
¡Oh María! sin pecado concebida,
rogad por nosotros que recurrimos a Vos. 

Amén. 

Rezar tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria. 

"Pedid con fe y recibiréis." 

Así sea, así será. Así se cumpla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS MUY DIFÍCILES

VIRGEN DE LA MERCED, ORACION PARA PETICIONES DESESPERADAS (AMOR, TRABAJO, SALUD, DINERO...)

¡Oh María Santísima,  Señora de la merced sin límite,   abogada de las causas más desesperadas   y madre compasiva y auxiliadora nu...