VIRGEN DE LA MISERICORDIA, ORACION PARA ANGUSTIOSOS PROBLEMAS ECONOMICOS



Cuando estés necesitando una especial protección y auxilio maternal para que tus necesidades sean remediadas, dirige tus ruegos a María que es Madre de Misericordia y bondad, que está atenta a tus sufrimientos y no niega sus favores a quien le habla con sentimiento y corazón, que no deja de atender a quien acude confiadamente ante Ella con sus problemas solicitando le tienda sus milagrosas, tiernas y comprensivas manos llenas de benignidad. 

Santísima Virgen de la Misericordia,
dirige tu mirada bondadosa sobre tus hijos, 

Tú que eres abogada de los casos más desesperados 
danos tu amor, que tu bendición nos acompañe noche y día.  

Oh Virgen poderosa a quien nada le es imposible, 
admítenos en tu presencia amorosa,
acógenos en tu Inmaculado y dulce Corazón, 

y haz que se arregle todo lo que nos preocupa,  
que tu compasión nos llene de todo lo que necesitamos. 

No nos deseches, no nos dejes en el olvido Madre amada, 
cúbrenos con tu prodigioso manto de misericordia; 
ante Ti llegamos con esperanza y con corazón arrepentido,
anhelando tu ayuda, pidiéndote amparo y protección. 


Bondadosísima Señora, Madre llena de amor, 
atiende nuestros ruegos y llénanos de paz, 
concédenos misericordia, concédenos tranquilidad, 
no dejes que sigamos sufriendo ni padeciendo
en estos tan momentos tan adversos 
en que los problemas económicos nos angustian, 
por favor, danos apoyo y haz que podamos salir de ellos.  

Oh Nuestra señora de la Misericordia, 
fuente de eternas riquezas, 
mediadora poderosa ante nuestro Padre y Señor,
grácil Señora que eres luz de los pobres y los necesitados, 
y gran auxilio nuestro ante la adversidad,
danos tu favor ahora que padecemos tanta escasez, 
por tu amor y entrega hacia nosotros
y sabiendo que la Divina Providencia  
 depositó en tus benditas y amorosas manos
los inmensos tesoros Celestiales 
para que los derramaras sobre nosotros, 
llega hasta nuestras vidas y concédenos el remedio 
para solucionar nuestras necesidades y pobrezas, 
 y así podamos recobrar la estabilidad que ansiamos. 

Madre, ya ves que estamos agobiados y necesitados,
desde el lugar que ocupas cerca de tu Hijo 
te pedimos con todo nuestro ser intercedas ante Dios 
y le digas lo mal que lo estamos pasando, 
ruega por nosotros y consigue que nos atienda en: 

(decir con mucha fe lo que se quiere obtener). 

María de la Misericordia, Virgen pura e Inmaculada,
ya que eres omnipotente por gracia singular de Dios,
que lo es por naturaleza,
y ya que te complaces en derramar tus favores
a los devotos que con humildad te los solicitan,
haznos ver que eres nuestra Madre y benefactora
y concédenos los favores que te pedimos. 

Soberana Emperatriz de Cielos y tierra, 
misericordíosima Señora vestida de sol, 
ilumínanos y guía nuestros pasos,  
arrópanos con tu amparo y danos protección, 
aparta de nosotros los sufrimientos, 
las enfermedades y los dolores; 
aleja el infortunio y la desesperanza, 
las angustias, las miserias y carencias, 
para que provistos de los bienes necesarios 
en nuestra vida en la tierra, 
podamos dedicarnos con mayor fervor 
a la salvación de nuestras almas, 
y para ofrecerte siempre, en adelante, 
mucho amor y oración, así como a tu Hijo Jesús. 

Madre de todos tus hijos que con tanta fe te adoramos 
y a tus plantas acudimos rogándote suplicas y milagros, 
recíbenos y escúchanos oh dulce María. 
 Tengo certeza que estás en cada uno de nosotros 
y no nos desamparas en ningún momento, 
por ello te pido concedas mis suplicas y las de mis hermanos 
que con tanta fe te hacemos y con ilusión esperamos.
Así sea. +

Reza tres Avemarías, tres Padrenuestros y tres Glorias. 
Dedica tiempo a la oración, no la hagas de carrerilla, habla con la Virgen y hazle llegar tus problemas, y para que sean más efectivos tus ruegos, repite todo durante tres días seguidos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS DESESPERADOS (AMOR, SALUD, DINERO, TRABAJO...)

VIRGEN DE LOS REMEDIOS, ORACIÓN MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS

Gloriosísima Señora de los Remedios,  Virgen Santísima, Madre del Niño Dios y nuestra,  la más perfecta criatura sin mancha ni defect...