ORACION A SANTA CLARA PARA PETICIONES DE AMOR DIFICILES Y DESESPERADAS



Santa Clara de Asís nació en esta ciudad el 16 de julio de 1194, y fue bautizada con el nombre de Chiara Offreduccio. Era la bella hija mayor de Favorino Sciffi, Conde de Sasso-Rosso y su esposa Ortolana. Su padre era el adinerado representante de una antigua familia romana y su madre una mujer muy devota perteneciente a la noble familia de Fiumi.

Cuando era niña, Clara oraba constantemente. A los 18 años, escuchó a San Francisco de Asís predicar durante un servicio de Cuaresma en la iglesia de San Giorgio y tan impresionada quedo que le pidió que la ayudara a vivir según el Evangelio. 
El Domingo de Ramos de 1212, Chiara salió de la casa de su padre y fue a la capilla de la Porziuncula para encontrarse con Francisco. Mientras estaba allí, le cortaron el pelo y le dieron una túnica y un velo a cambio de su rico vestido. 

Clara se unió al convento de las monjas benedictinas de San Pablo, cerca de Bastia, por orden de Francisco. Cuando su padre la encontró e intentó obligarla a regresar a su casa, ella se negó y le comunicó que no tendría otro marido que Jesucristo. Clara deseaba vivir en soledad y Francisco para cumplir su deseo, envió a Clara a Sant 'Angelo en Panzo, otro monasterio benedictino de monjas. 

La hermana de Clara, Catarina, tomando el nombre de Agnes, se unió a ella en este monasterio. Los dos permanecieron allí hasta que se construyó una vivienda separada para ellos al lado de la iglesia de San Damiano. Seguidamente otras mujeres se unieron a ellas, queriendo también ser novias de Jesús y vivir sin dinero. Se hicieron conocidos como las "Pobres Damas de San Damiano". Todos vivieron una sencilla vida de austeridad, aisladas del mundo y en pobreza, de acuerdo con una Regla que Francisco les dio como Segunda Orden. 
Santa Clara y sus hermanas no usaban zapatos, no comían carne, vivían en una casa pobre y permanecían en silencio la mayor parte del tiempo. Sus vidas consistieron en trabajo manual y oración. Sin embargo, estaban muy felices, porque Nuestro Señor estaba cerca de ellas todo el tiempo.


ORACIÓN PARA PROBLEMAS DE AMOR 

Santa Clara de Asís, niña gloriosa y divina, 
elegida para confortar las almas y dar alivio al que sufre, 
yo....... te ruego que por aquel amor que inundo tu corazón,
por aquella fe inquebrantable y fortaleza sobrenatural 
que te hizo servirte de lo terrenal buscando las del cielo,
por aquella esperanza firme y enorme determinación
con que venciste todas las dificultades y obstáculos 
que se oponían a tus deseos de darte a la santificación, 
en este momento de desesperación me tiendas tus manos. 

Oh santa Clara bendita, dulce y fiel servidora de Jesús, 
yo....... acudo ante ti buscando tu comprensión 
y rogándote seas tu quien lleve mi petición a as Alturas. 

Por aquella caridad pura y ardiente entrega
que te movió en todo los momentos de la vida,
te ruego con inmensa fe que supliques por mi,
para que sean lo antes posible aliviados mis pesares 
y sean remediados mis problemas sentimentales,
yo te suplico con humilde confianza, con todo mi ser,
que intercedas ante Dios para que en su gran generosidad 
me conceda el favor que de su misericordia solicito, 
El que no permite que sus hijos sufran seguro me atenderá 
y hará posible que alcance la felicidad que anhelo:

(ahora pide a la milagrosa santa Clara, que es bien recibida 
en los cielos, lo que quieres conseguir por su mediación). 

Confío en el Señor con todas las fuerzas de mi corazón,
por ello te ruego Clara bendita que le pidas 
me ilumine en mis caminos, me de fortaleza en las dudas
y me otorgue la gracia que con gran ilusión solicito.

Santa Clara, divina niña, siempre fiel y entregada, 
tú que tanto amor sentiste por Jesucristo, Nuestro Señor,
apiádate de mí y cúbreme con tu manto,
bendíceme con tus manos y resguárdame en tu corazón,
y por favor, intercede para que mis peticiones de amor 
sean escuchadas en los Cielos y en breve atendidas,
no me dejes sin solución en mis difíciles problemas,
haz que consiga desahogo en mis penas
y asistencia en mi angustia y desesperación,
haz que consiga tener a la persona que tanto amo.

Querida virgen santa Clara, por tu fe viva y sincera, 
haz que alcance también abundancia de virtudes,
 esperanza firme y caridad ardiente que no decaiga,
para con Dios y para con los más necesitados,
para que logre el camino de la verdadera vida
y así llegue a gozar un día de los bienes eternos.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén. + 

Reza a la Virgen nueve Avemarías 
y un Padrenuestro y un Gloria a Dios Padre.
- Para que la oración sea mas efectiva debes poner toda tu fuerza y buenos sentimientos al hacerla, reza todo durante nueve días seguidos, pidiendo día y noche que en breve recibas lo que pides y encuentres el consuelo y la felicidad que deseas

San Damiano se convirtió en el centro de la nueva orden de Clara, que entonces se conocía como la "Orden de las Pobres Damas de San Damiano". Durante un breve período de tiempo, la orden fue dirigida por el propio San Francisco y en 1216, Clara se convirtió en la abadesa de San Damiano. Diez años después de la muerte de Clara, la orden se conoció como la Orden de Santa Clara.  Mientras servía como abadesa de su orden, Clara las defendió de los intentos de los prelados de imponerles una regla que siguiera más de cerca la Regla de San Benito que Francisco. Clara era tan devota y dedicada a Francisco que a menudo se la llamaba "alter Franciscus" o el “otro Francisco”. Ella alentó y ayudó al hombre que veía como una figura paterna espiritual, y lo cuidó a medida que envejecía.

Después de la muerte de Francisco, Clara continuó promoviendo su orden, luchando contra cada intento de cada papa que intentaba imponer una regla sobre su orden que diluyera su "compromiso radical con la pobreza corporativa".


En 1224, el ejército de soldados de Federico II llegó para atacar Asís. Aunque muy enferma, Clara salió a su encuentro con el Santísimo Sacramento en sus manos. Tenía el Santísimo Sacramento colocado en la pared donde los enemigos podían verlo. Luego, de rodillas, le rogó a Dios que salvara a las Hermanas. "Oh Señor, protege a estas Hermanas a las que no puedo proteger ahora", rezó. Una voz pareció responder: "Las mantendré siempre bajo mi cuidado". En ese momento, un susto repentino golpeó a los atacantes y huyeron tan rápido como pudieron sin dañar a nadie en Asís.

St. Clara enfermó y sufrió grandes dolores durante muchos años, pero expresó que ningún dolor podría molestarla. Tan grande fue su alegría al servir al Señor que una vez exclamó: "Dicen que somos demasiado pobres, pero ¿puede un corazón que posee al Dios infinito ser verdaderamente llamado pobre?"

El 9 de agosto de 1253, el Papa Inocencio IV declaró que la regla de Santa Clara serviría como regla de gobierno para la Orden de las Damas Pobres de Clara. Dos días después, Clara murió a los 59 años. Sus restos fueron colocados en la capilla de San Giorgio mientras se construía la iglesia donde reposaría para siempre. Por petición del Papa Inocencio, el proceso de canonización de Clara comenzó de inmediato, y dos años después, en 1255, el Papa Alejandro IV canonizó a Clara como Santa Clara de Asís. 

La construcción de la Basílica de Santa Clara se terminó en 1260, y el 3 de octubre, 1260 los restos de Clara fueron trasladados allí y enterrados debajo del altar mayor. Casi 600 años después, sus restos fueron transferidos una vez más a un santuario de nueva construcción en la cripta de la Basílica de Santa Clara. Ya no se afirma que su cuerpo sea incorrupto.

La Orden de las Damas Pobres se cambió oficialmente a la Orden de Santa Clara en 1263 por el Papa Urbano IV.

Santa Clara fue designada como la patrona de la televisión en 1958 por el Papa Pío XII, porque cuando Santa Clara estaba muy enferma, no podía asistir a misa y, según los informes, podía verla y escucharla en la pared de su habitación.

También es la patrona de las enfermedades oculares, orfebres, artesanos y lavanderías. A menudo se representa a Clara llevando una custodia o píxel, para conmemorar el momento en que rechazó a los soldados a las puertas de su convento con el Santísimo Sacramento. El día de la fiesta de Santa Clara se celebra el 11 de agosto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...