ORACION A SAN JOSE PARA GRAVES NECESIDADES Y PROTECCION CONTRA ENEMIGOS



Siempre podemos recurrir a san José cuando estamos angustiados por las carencias económicas y los problemas laborales, cuando estemos faltos de protección y amparo ante las adversidades de la vida. 

Él a través de los tiempos ha demostrado muy eficaz valimiento a la hora de otorgar con generosidad sus favores a los que sufren por no tener un trabajo digno y por no poder gozar de lo necesario para mantener su hogar. Realmente este santo es milagroso, se preocupa por nosotros y su poder en los Cielos, ante Dios, Jesús y María, es muy grande. 

Sí este es tu caso, sí los problemas te rodean y preocupan, haz esta oración, seguro que no saldrás defraudado-a. 

ORACIÓN MUY EFICAZ A SAN JOSÉ 
ANTE LA NECESIDAD

A ti recurrimos en nuestra tribulación,
 bienaventurado señor san José,
 y después de implorar el socorro de tu santísima Esposa,
 pedimos también confiadamente tu patrocinio. 

Por el afecto que te unió con la Inmaculada Virgen,
Santísima Madre de Dios y también nuestra,
 y por el amor paternal con que trataste al Niño Jesús,
 te rogamos que nos otorgues tu auxilio
 para llegar a la posesión de la herencia
 que Jesucristo nos conquistó con su Preciosa Sangre. 

Glorioso san José, con cariño e ilusión, 
con plena confianza y devoción, 
te rogamos nos asistas con tu poder, 
nos alcances los beneficios que precisamos, 
los favores que mirando al Cielo solicitamos
 y nos socorras en nuestras graves necesidades, 
en especial esta que es el motivo de nuestra suplica: 

(hacer aquí la petición con mucha fe). 

Protege, ayuda y cuida,
 ¡oh prudentísimo Guardián de la Sagrada Familia!,
 a la raza elegida de Jesucristo;
 presérvanos, oh padre amantísimo,
 de toda mancha de error y de corrupción;
 muéstratenos propicio y asístenos desde lo alto del cielo,
 ¡oh poderosísimo libertador nuestro!
 en la batalla que estamos librando
 contra el poder de las tinieblas;
 y así como libraste al Niño Jesús del peligro de la muerte,
 defiéndenos y libéranos ahora de las asechanzas del enemigo
 y ampáranos contra toda dificultad que se nos presente. 

San José, por tu paciencia, por tu generosidad, 
nos inclinamos con fervor ante tu buen corazón
esperando hallar refugio y defensa en él, 
sabiendo que siempre nos atiendes cuando te invocamos, 
danos tu paternal patrocinio y asístenos con tu poder, 
mejora todo lo que está mal en nuestras vidas, 
alégranos con tu auxilio en las necesidades y problemas, 
saca de nosotros toda carencia y adversidad,  
y en especial concédenos tu perpetua protección,
 a fin de que, animados por tu ejemplo 
y prontamente socorridos por tu asistencia,
 podamos vivir en santidad, piadosamente morir,
 y alcanzar la eterna beatitud del Cielo 
junto a ti y los demás santos y ángeles 
que por sus méritos te rodean y están junto a Dios.  
Así sea. + 

Puedes agradecer a san José su ayuda y mediación
con la siguiente plegaria que repetirás tres veces: 

San José, dulce patrón y abogado nuestro, 

jefe augusto de la Sagrada Familia de Nazaret, 
te pedimos que nunca dejes de ser nuestro protector.
Te agradezco por los beneficios que me concediste. 


 Bendito sea el momento en que me dirigí a ti 
y suspiré implorando tu socorro. 
en agradecimiento digo desde lo profundo de mi ser: 
bendito seas eternamente, 
sublime jefe de la Sagrada Familia. 

Reza tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias 

y realiza la oración y los rezos tres días seguidos. 
Con toda esperanza solicita ayuda al milagroso san José. Desde siempre se ha acudido a él por los grandes favores que concede, porque es nuestro gran protector y por su poder de intercesión ante Jesucristo y la Virgen María. 
Pídele te obtenga remedio en la multitud y diversidad de tus necesidades, en tus apuros y aflicciones. Haz esta oración con mucha, mucha fe y con la convicción de que te va a oír y en breve obtendrás los beneficios que pidas y más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...