ORACION PODEROSA CORAZA DE SAN PATRICIO PARA PROTECCION E INVOCACION DEL SEÑOR



Esta antigua y muy usada oración de protección se atribuye a san Patricio, que fue un misionero católico que predicó en Irlanda durante largos años y de quien es muy aclamado patrón en la actualidad. 

La llamada "coraza de san Patricio" es una oración contra las asechanzas del mal, fue escrita por este santo en el siglo V y se sigue manteniendo vigente por la gran protección que ofrece ante las diversas adversidades de la vida y por los muchos beneficios que se obtienen cuando se hace. 
El conocido día de san Patricio se celebra el 17 de marzo.  

Cuando necesites una especial protección y defensa contra males y enemigos, contra magias y malos espíritus, haz esta oración con calma, pensando cada palabra que pronuncias y dejando todo en manos de Dios que siempre está ahí dando fortaleza y amparo. 

LA "CORAZA DE SAN PATRICIO"
MUY PODEROSA ORACIÓN DE PROTECCIÓN  

Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa,
la invocación de la Trinidad,
la fe en las Tres Personas,
la confesión en la unidad de Creador del Universo.

Me envuelvo hoy día y ato a mí
la fuerza de Jesucristo,
Hijo de María siempre virgen, con su Bautismo,
 la fuerza de su crucifixión y entierro,
la fuerza de su Resurrección y Ascensión,
la fuerza de su vuelta para el Juicio de eternidad. 

Me envuelvo hoy día
y ato a mi la fuerza del amor de los querubines,
 la obediencia de los ángeles, el servicio de los arcángeles,
la esperanza de la resurrección para el premio,
las oraciones de los patriarcas, las profecías de los profetas,
las predicaciones de los apóstoles, la fe de los mártires,
 la inocencia de las santas vírgenes
y las buenas obras de los confesores. 

Me envuelvo a ato a mi el amor maternal y la pureza virginal
de María Santísima, hija de Dios Padre,
Madre de Dios Hijo y esposa de Dios Espíritu Santo,

Me envuelvo hoy día y ato a mí el poder del Cielo,
la luz del sol, el brillo de la luna,
 el resplandor del fuego, la velocidad del rayo,
 la rapidez del viento, la profundidad del mar,
 la firmeza de la tierra, la solidez de la roca.

Me envuelvo hoy día y ato a mí
la fuerza de Dios para orientarme,
el poder de Dios para sostenerme,
la sabiduría de Dios para guiarme,
el ojo de Dios para prevenirme,
el oído de Dios para escucharme,
la palabra de Dios para apoyarme,
la mano de Dios para defenderme,
el camino de Dios para recibir mis pasos,
el escudo de Dios para protegerme,
los ejércitos de Dios para darme seguridad
contra las trampas de los demonios,
contra las tentaciones de los vicios,
contra las inclinaciones de la naturaleza,
contra todos aquellos que desean el mal
de lejos y de cerca, estando yo solo o en la multitud.

Convoco hoy día a todas esas fuerzas poderosas,
que están entre mí y esos males,
contra las encantaciones de los falsos profetas,
contra las leyes negras del paganismo,
contra las leyes falsas de los herejes,
contra la astucia de la idolatría,
contra los conjuros de brujas, brujos y magos,
contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma del hombre.

Invoco a Cristo que me proteja hoy día del veneno,
el incendio, el ahogo, las heridas,
para que pueda alcanzar yo abundancia de premio.

Jesucristo conmigo,
 Jesucristo delante de mí, Jesucristo detrás de mí, 
Jesucristo en mí, Jesucristo bajo mí,
 Jesucristo sobre mí,
Jesucristo a mi derecha, Jesucristo a mi izquierda,
Jesucristo alrededor de mí,
 Jesucristo en la anchura, Jesucristo en la longitud,
 Jesucristo en la altura,
Jesucristo en la profundidad de mi corazón,
 Jesucristo en el corazón y la mente
 de todos los hombres que piensan en mí,
Jesucristo en la boca de todos los que hablan de mí,
Jesucristo en todo ojo que me ve,
Jesucristo en todo oído que me escucha.

Me envuelvo hoy día en una fuerza poderosa,
la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres Personas,
la confesión de la unidad del Creador del Universo.

Del Señor es la salvación, de Jesucristo es la salvación.
Tu salvación Señor esté siempre con nosotros.
Amén. +

Reza a la Santísima Trinidad el Credo, Padrenuestro y Gloria. 
Para que sea mas efectiva y consigas óptimos resultados lo antes posible, repite la oración tres días seguidos, o los que consideres necesarios, pero hazla meditando lo que dice y con mucha fe. 
Esta oración te tendrá protegido-a ante quien desee hacerte algún daño, ante quien quiera difamarte, humillarte o perjudicar tanto tu vida como la de los que están a tu lado. Tiene el poder de detener los ataques del enemigo y defender de los infortunios, de los malos ojos, envidias y cualquier otro mal lanzado por personas de mal corazón. Puedes repetirla una vez al mes para que no te falte nunca la protección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...