PÁJARO GATO Y PÁJARO VAQUERO. CHAMANISMO. ANIMALES DE PODER



PÁJARO GATO

• Significado clave: Lenguas y comunicación.
• Ciclo de poder: Primavera y principio de verano.

Este pájaro de color gris pizarra con capuchón negro recibe su nombre por su vocalización, similar al maullido de un gato. Es un cantor incansable y talentoso, capaz de emitir una ingente cantidad de sonidos distintos.

Esta habilidad, sobre todo por su peculiar imitación de los gatos, estaría apuntando a cierta facilidad con los idiomas. Las personas que tengan al pájaro gato como tótem descubrirán que están a punto de aprender algo nuevo relacionado con la comunicación; puede ser que aprendan otro idioma, si bien los sinsontes podrían transmitir mejor la facilidad para el aprendizaje de idiomas; por lo que es posible que el pájaro gato nos esté enseñando, simplemente, a entender mejor a los demás.

El pájaro gato es un poquito entrometido, y deberías tomar su presencia como una advertencia para que cuides mucho lo que dices y a quién se lo dices, pues aumenta la posibilidad de que tus palabras se hagan públicas o se distorsionen.

Su presencia puede apuntar a un exceso de interés en tus propios asuntos por parte de los demás, o bien que seas tú quien se interese en exceso por lo que atañe a los demás.

El pájaro gato tiene normalmente dos crías por temporada, y es también un ave migratoria, por lo que su presencia puede indicar un breve pero fértil período de tu vida, en tanto en cuanto se encuentre por los alrededores.

La presencia del pájaro gato como tótem indica que vas a encontrarte con una diversidad de personas mucho más amplia de lo habitual; y el hecho de que suela hacer su nido cerca de los hogares humanos apuntaría a la llegada de nuevas personas a tu vida, que posiblemente potencien tus capacidades de comunicación.

PÁJARO VAQUERO

• Significado clave: Relaciones paternofiliales.
• Ciclo de poder: Sin período concreto.

El pájaro vaquero es una variedad de mirlo de tamaño muy pequeño, que tiene además la peculiaridad de no ser completamente negro, dado que tiene la cabeza marrón. Esta combinación de colores nos estaría sugiriendo, pues, que mantengamos el contacto con la tierra y que asumamos nuestras responsabilidades.

Se podría pensar que el pájaro vaquero es un ave cruel, pues deposita sus huevos en los nidos de otras especies de aves, siendo sus víctimas preferidas las currucas, los gorriones y los petirrojos. Después de la puesta se va, dejando que sean los dueños del nido los que incuben el huevo y alimenten al pollo cuando nazca. Pero el pollo del pájaro vaquero suele ser más grande que los pollos de sus huéspedes, por lo que termina desalojándolos del nido y frustrando la nidada de la pareja invadida. Este comportamiento es sumamente significativo para las personas que tienen a esta ave como tótem, pues puede indicar que ha llegado el momento de resolver posibles sentimientos de abandono en la infancia, o bien puede apuntar a un tiempo de oportunidades para afrontar la paternidad o la maternidad de un modo diferente.

La aparición del pájaro vaquero puede sugerir también que quizás estás interfiriendo demasiado en la vida de tus hijos, o que no estás prestándoles la suficiente atención o, al menos, la que es adecuada.

Si los pájaros vaqueros se te están dando a conocer, convendrá que te fijes en el tema de la responsabilidad equilibrada en las relaciones paternofiliales. Personalmente, he conocido a bastantes personas que fueron adoptadas en su infancia a las que se les apareció el pájaro vaquero como tótem más o menos en la época en la que iniciaron la búsqueda de sus padres biológicos, por lo que deduzco que los pájaros vaqueros pueden ayudar a resolver gran parte de los problemas derivados de las adopciones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

JESÚS DIVINA MISERICORDIA, ORACIÓN PARA PETICIONES DESESPERADAS DE TRABAJO, SALIR DE DEUDAS Y NECESIDADES

Misericordioso Jesús, dueño de mi vida,  mi Buen Pastor, mi guía, mi apoyo y refugio,  Tú estás dentro de mi corazón,   junto a nu...