UROGALLO. CHAMANISMO. ANIMALES DE PODER


• Significado clave: Danza sagrada y tambores ceremoniales. 



• Ciclo de poder: Primavera.


El urogallo es un ave de la familia de los faisanes que vive en las llanuras, entre arbustos y malezas. 

Es un ave tremendamente robusta que durante los inviernos fríos desarrolla unos filamentos a modo de membrana entre los dedos que le facilitan el desplazamiento por la nieve. 

Los tambores y las danzas rituales han sido desde siempre un poderoso medio para la invocación de energías y para facilitar la entrada en estados superiores de la consciencia. Y es que, aunque el movimiento forma parte de la vida, el movimiento rítmico es capaz de generar vida. Toda actividad humana es una especie de danza ritual, y el urogallo es un símbolo dinámico de ella. 

La danza sagrada y ceremonial ha cumplido una importante función en todas las culturas del mundo, donde chamanes y sacerdotes han recurrido a los tambores y la danza para inducir estados de trance. Las danzas en círculo intentaban imitar el sendero del sol, y las danzas en cadena y en espiral se utilizaban para enlazar las energías masculinas con las femeninas. Ciertamente, la danza sagrada constituye una antiquísima expresión del espíritu interior en el mundo externo.

La humanidad ha utilizado la danza y los tambores sagrados como un medio para la trascendencia. El danzante obtiene cierto control sobre las respuestas automáticas evocando emociones y energías que, posteriormente, canaliza a través de la danza, consiguiendo así trascender esas bajas energías; y esto es lo que el urogallo nos puede enseñar. 

La primera vez que vi danzar al urogallo fue hace cuatro o cinco años, en el Bosque Nacional del Lago Superior. Al coronar una loma me encontré de pronto con un urogallo que, saliendo de los bosques, se había detenido en mitad del camino para hacer su danza ritual en espiral. Me acerqué lentamente, pero el urogallo no cesó en su danza, que le fue sacando del camino en dirección a unos matorrales que se extendían junto a una fila de árboles. Fue una representación asombrosa. 

Desde entonces, he tenido otros encuentros con estas aves durante mis viajes, y los urogallos me sugieren siempre que no fuerce mis movimientos, sino que siga más bien el ritmo natural, en espiral, de la vida. 

Las dos especies más comunes de urogallos en América del Norte son el grévol engolado y el urogallo de las artemisas. El grévol engolado recibe este nombre por el collarín de plumas negras que cubre su cuello y sus hombros, detalle que tiene un claro simbolismo. La zona del cuello y los hombros es el punto de encuentro entre la cabeza y el tronco, entre lo superior y lo inferior. Es el puente entre ambos y, como tal, aquello que permite cruzar y entrar en nuevos reinos. 

El grévol engolado indica que el trabajo con nuevos ritmos y movimientos puede favorecer la entrada de un nuevo flujo de energía en tu vida, y la danza y la percusión podrían ser unas magníficas herramientas para cruzar el puente y entrar en esos nuevos reinos. Con esto no quiero decir que tengas que ir a alguna parte a aprender danzas del tipo que sea, sino simplemente que desarrolles tus propias formas de danza, que te expreses libremente. Te sorprenderán los cambios que se van a dar en tu propia energía. 

Contémplate danzando nuevos patrones y reinos dentro de tu vida. Si el urogallo ha entrado en tu vida recurre a la danza. Céntrate en algo que quieras cambiar o materializar, en algo que desees, y crea tus propios movimientos para reflejarlo. Ponte música de tambores para danzar, y luego toma conciencia de la rapidez con que la energía comienza a fluir en ti. Si danzas con la intención correcta, obtendrás resultados en menos de una semana. 

El urogallo de las artemisas es el urogallo más grande de toda América. Es un animal muy territorial, que exhibe suntuosamente sus grandes sacos de aire, su cola con forma de pinchos y su exuberante collar de plumas blancas; y tiene su propia danza ritual para establecer su espacio sagrado, pues una manera de entender la territorialidad es desde el punto de vista del espacio sagrado. 

Danzar en círculo es un acto de creación, es delimitar el espacio sagrado. Cuando se realiza una danza circular, la persona genera un espacio sagrado en su mente, un lugar en el que confluyen dimensiones y mundos diferentes. En las creencias de la Wicca, a la creación y delimitación del círculo se le denomina levantar un cono de poder, dado que al trazar el círculo se genera un vórtice de energía que se amplifica con la voluntad y los instrumentos rituales de los participantes. De modo que, cuando el urogallo se exhibe e interpreta sus danzas circulares, lo que está haciendo es delimitar su espacio sagrado. 

Así pues, aquellas personas a las que se les presente el urogallo tendrán que delimitar de un modo u otro su espacio sagrado en la vida. Asegúrate de que hay territorios y zonas en las que no dejas entrar a nadie, pues de este modo tus propios ritmos y movimientos naturales podrán crear para ti, sin interferencias externas. 

Durante mucho tiempo, los expertos no supieron cómo hacía el urogallo su sorda percusión primaveral; pero, en la actualidad, los ornitólogos saben que la hace con un rápido movimiento de sus alas. Es decir, las alas del urogallo baten el aire, ponen en movimiento la vibración de los tambores, poniendo al mismo tiempo su poder a disposición del viento. 

Los urogallos son unos progenitores muy protectores, al punto que, si sienten que uno de sus pollos corre peligro, la madre se abalanzará sobre el depredador con las plumas erizadas, o bien fingirá estar herida para alejar al depredador de su cría. Tras este acto se oculta la capacidad de representar lo que sea necesario, de cambiar el ritmo a través de las apariencias. 

Cuando vuela, el urogallo emite un característico zumbido que comparte con otros faisanes y especies galliformes. De hecho, el urogallo utiliza a veces estos sonoros despegues para indicar que no tiene miedo, pero también como un modo de dar la alarma y advertir a los demás, porque el urogallo es capaz de volar silenciosamente si así lo desea. 

En definitiva, no hace falta que el ritmo sea audible para que sea efectivo. Si el urogallo ha entrado en tu vida, ábrete a la posibilidad de nuevos ritmos y enseñanzas que lleven tu vida a otra dimensión a través de la danza y los tambores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...