URRACA. CHAMANISMO. ANIMALES DE PODER



• Significado clave: El uso adecuado de la inteligencia. Familiares. Conocimiento oculto. 


• Ciclo de Poder: Invierno y verano.

La urraca es prima del cuervo, y es un pájaro grande de reluciente cabeza. Las urracas son unas aves curiosas y hasta cierto punto descaradas, que tienen la reputación de robar cualquier cosa que puedan llevarse consigo, lo cual es un reflejo de su habilidad para encontrarle utilidad a todo. Este es el motivo por el cual la urraca, como tótem, puede ayudarte a darle utilidad a cualquier conocimiento metafísico u oculto que puedas albergar, por muy incompleto o deficiente que te pueda parecer. Pero, cuidado, no creas ni por un instante que la urraca va a hacer más por ti de lo que en realidad puede acometer.

Muchos creen que la urraca es el ave más inteligente de la familia de los cuervos y, ciertamente, es un pájaro de gran inteligencia, extraordinariamente adaptable y muy organizado socialmente. Se difunde principalmente por el noroeste de Estados Unidos, por lo que un estudio de las direcciones te ayudará a precisar mejor el papel que puede representar en tu vida.

Las urracas son carroñeras y oportunistas, lo cual no deja de ser un reflejo de su gran inteligencia, por lo que puede enseñarte a dar uso a lo que tienes más a mano, aunque también puede estar poniéndote en guardia para que no te conviertas en un «aprendiz de todo, maestro de nada» en tu vida. 

La urraca te puede ser útil para mejorar tus conocimientos o tu propia existencia, y su aparición suele ser el anuncio de una oportunidad para la mejora mediante el uso adecuado de la inteligencia. 

A la urraca se la considera un ave de buen augurio o de mal augurio según el momento en el que aparezca o el número de ellas que aparezcan; y uno de los motivos de esta ambivalente postura respecto a la urraca tiene su origen en una antigua historia, en la que se dice que fue la única ave que se negó a entrar en el arca de Noé, prefiriendo en cambio posarse en su techo por fuera. De esta historia, y del modo en que la urraca construye su casa, viene también la antigua creencia de que, si la urraca se posa en el tejado de una casa, esa casa jamás se derrumbará. 

Las urracas hacen sus nidos, de gran tamaño, con barro y ramas menudas, y los encajan en las bifurcaciones de las ramas de los árboles o de los arbustos de espino. Con ello dan a sus nidos una extraordinaria fortaleza, e indica que la urraca puede ayudar a una persona a descubrir nuevas dimensiones de la manera más sencilla y rápida posible. (Los arbustos de espino custodian las puertas del mundo de los espíritus y el mundo de las hadas, en tanto que las bifurcaciones de las ramas simbolizan las intersecciones entre mundos y, por tanto, son también pórticos de entrada.) 

Las urracas ubican sus nidos a lo largo de los cursos de agua, y los utilizan principalmente en invierno y en verano. Sus nidos suelen estar desordenados y sucios, lo cual constituiría una advertencia para que no se busquen métodos fáciles y rápidos para conseguir objetivos a través del conocimiento oculto. 

Los nidos tienen habitualmente un techo, y se entra a ellos por uno de los lados, lo cual indica que te vas a encontrar con el reino de los espíritus y con el mundo metafísico de una forma diferente; que te adentrarás en él y lo experimentarás de un modo muy distinto al de la mayoría; normalmente, de una manera muy inusual. En Escocia existe una canción infantil con tintes adivinatorios sobre el número de urracas con las que te puedes encontrar mientras das un paseo: Una es aflicción, dos es júbilo, tres es una boda, cuatro es un nacimiento, cinco es un bautizo, seis es una muerte, siete es el cielo, ocho el infierno, y nueve el mismo demonio. 

Una asociación de ideas similar se ha venido transmitiendo también en la tradición popular de Estados Unidos. Una urraca es infortunio y puede indicar ira; dos es alegría y matrimonio, como el «júbilo» en la cancioncilla escocesa. Tres urracas indican un buen viaje. (Las bodas pueden ser un viaje.) Cuatro urracas indican buenas noticias, y cinco, compañía o fiestas. 

Pero la urraca también ha estado relacionada con la brujería, pues en otro tiempo se creía que las urracas eran los familiares de brujas y magos, que eran espíritus humanos bajo la forma de un animal. Estas ideas se deben en parte a su inteligencia y a que las urracas observan atentamente lo que hacemos los seres humanos; pero también, estoy convencido, guardan relación con sus hurtos, dado que a brujas y magos nunca se les tuvo en demasiada estima. 

Su inteligencia y su astucia hacen de la urraca un tótem ciertamente interesante, pero al mismo tiempo difícil de controlar. Es un pájaro que exhibe una clara voluntad propia, que sabe cómo utilizar a los animales como familiares y que puede enseñar también cómo conseguir resultados rápidos mediante el uso del conocimiento oculto. 

Parte del problema que existe con este pájaro como tótem es que el conocimiento suele ser incompleto, por lo que quizás consigas lo que deseas a través de ese conocimiento, pero te llegará de una manera torpe o inusual, además de que puedan haber otras repercusiones que ni siquiera tomaste en consideración. 

Si la urraca aparece en tu vida, tendrás que formularte algunas preguntas importantes: ¿Dispones de conocimientos que no estás utilizando? ¿Estás utilizando todas las habilidades que posees para conseguir lo que necesitas? ¿Estás utilizando tus conocimientos y tus habilidades de forma inadecuada? 

La urraca te puede ayudar a responder a estas preguntas, y te puede ayudar a utilizar el conocimiento oculto de un modo eficaz y responsable. En conclusión, la urraca te mostrará lo que puedes hacer con tu vida con solo un poco de conocimiento oculto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS DESESPERADOS (AMOR, SALUD, DINERO, TRABAJO...)

VIRGEN DE LOS REMEDIOS, ORACIÓN MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS

Gloriosísima Señora de los Remedios,  Virgen Santísima, Madre del Niño Dios y nuestra,  la más perfecta criatura sin mancha ni defect...