ORACIÓN A LA SANGRE DE CRISTO PARA LIBRAR Y PROTEGER DE ENFERMEDADES, MALAS VIBRACIONES, MAGIAS, PELIGROS...


Jesús dio la vida por nosotros y desde siempre dirige su mirada hacia nosotros para que no suframos más de lo necesario. Debemos acudir a El buscando nos libre de cualquier mal, nos alumbre con su portentosa Luz y nos conduzca por los rectos caminos. 

¡Oh mi buen Jesús! mi Salvador y Redentor, 
mi Señor Jesucristo, mi hermano, mi amigo y protector, 
te alabo y adoro por ser Pastor misericordioso nuestro, 
y te ruego que Tú, desde los más altos Cielos, 
puedas abrir tu Sagrado Corazón y me guardes en él 
para que sea mi refugio donde nada me pueda dañar. 

Ven a mí, ¡oh mi amado y buen Jesús! 
escucha esta suplica que sale de lo más hondo de mi ser. 

Ilumina mi vida para estar lleno-a de tu amor infinito, 
ven a mí, mi dueño y Señor, mi esperanza y aliento 
y haz que tu Sangre pura, santa y bendita 
purifique mi alma de toda vibración negativa y malicia 
y me salve, me selle, me lave y limpie 
en este momento y en cualquier otra circunstancia. 

Te pido humildemente que tu Sangre Preciosísima, 
la cual fue derramada en la Cruz por mis pecados, 
me cubra todo el cuerpo, de pies a cabeza, 
sane y cure cualquier dolor o enfermedad, 
y me proteja y libere de todo peligro, accidente o percance 
así como de cualquier maldad que altere mi vida 
o que me cause sufrimiento y aflicción física o moral. 

Señor permite que tu Madre, la Santísima Virgen María, 
me cubra con su manto y aleje de mí toda calamidad, 
que sus manos estén siempre abiertas hacía mí 
y me den consuelo cada vez que me sienta desfallecer, 
que sean mi alivio y reposo cuando todo me vaya mal.

Envíame a tus santos Ángeles y benéficos Arcángeles, 
que son seres de luz portadores de paz y claridad, 
para que allanen y dulcifiquen mis caminos, 
que sus fuertes alas me sirvan de escudo protector 
y sus flamígeras espadas sean mi mejor defensa.

Oh Jesús que tu ardiente y poderosa Presencia 
me preserve del enemigo en todo momento y lugar,
y tu purificadora Sangre aleje de mí los espíritus malignos,
las malas vibraciones, envidias, odios, rencores,
que sean apartadas por siempre de mi vida y entorno 
las malas lenguas, egoísmos, injusticias,
hechizos, ataduras, amarres, sortilegios, salaciones,
magia negra, misas negras, brujería, conjuros, mal de ojo, 
y otros males y magias que me hacen sentir mal
y son causa de que no alcance la felicidad.

Oh Jesús, lléname de cosas buenas y aleja las malas,  
te suplico derrames sobre mí tus favores,
no permitas que la oscuridad se instale en mi vida
ayúdame a conseguir el favor tan especial 
que con tanta fe y confianza pido en esta oración:

(decir lo que se desea obtener).

Oh Jesús de mi alma, Tú que todo lo puedes 
ayúdame a salir de todo lo que preocupa, 
derrama sobre mí la abundancia de tu bendición, 
que tu Sangre me aleje de los peligros y males de esta vida 
y me haga ganar la batalla contra las fuerzas del mal,
que tu Sangre traiga a mi el perdón y la salvación.

Consigue, mi Buen Pastor, mi Maestro y Salvador 
que no vuelva a sufrir de esos males,
te suplico que sean alejados y no se vuelvan a dar,
y esté libre de todo bajo tu presencia y sombra
hoy y siempre por los siglos de los siglos.

Mi amado Jesús, no te apartes de mí nunca,
¡bendíceme, ampárame, protégeme!,
¡límpiame, puríficame, cúbreme, séllame!, 
con tu Preciosa Sangre, con tus auxilios y bendiciones
de pies a cabeza, de cabeza a pies.
Así sea. +

Rezar tres Padrenuestros, un Avemaría y un Gloria.
Mientras dices la oración no olvides que estás pidiendo ayuda a Nuestro Redentor, por ello reza con gran devoción y confíale tus problemas, Él desea que estemos protegidos de todo mal, tengamos salud y todo nos vaya bien, piensa que no te dejará padecer y te prestará sus santos auxilios cuando se lo pidas. 
La oración y los rezos se hacen cinco días seguidos en honor a las cinco Llagas de Cristo Jesús. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...