VENCEJO Y ZANATE. CHAMANISMO. ANIMALES DE PODER



• Significado clave: Velocidad y agilidad en la gran búsqueda - El elixir mágico de la saliva.

• Ciclo de poder: Anochecer.

El vencejo es un pájaro que tiene las alas en forma de punta de flecha, de vuelo veloz e increíblemente ágil. Tiene una cola corta, que apenas la muestra, hecho que apunta a la conveniencia de no ir por la vida arrastrando los pies.

Si los vencejos han entrado volando en tu vida, deberías hacerte algunas preguntas: ¿Estás dejando pasar las oportunidades que se te presentan? ¿Te sumes tú o quienes te rodean en demasiadas vacilaciones? ¿O es que estás queriendo hacer las cosas demasiado rápido, y terminas perdiendo el control?

El vencejo nos puede enseñar a responder ante cualquier tipo de situación con rapidez y agilidad, y nos insta a sacar partido de cualquier oportunidad que se nos presente. El vencejo está más activo cuando se aproxima la noche, pero se le puede ver volando entre los tejados a cualquier hora del día. Esto refleja su habilidad para evaluar y responder con rapidez ante las oportunidades, y nos enseña que las vacilaciones nos pueden llevar a perder ocasiones propicias.

Los nidos de los vencejos tienen forma de copa, y los construyen con su propia saliva, hecho que dota de un tremendo misticismo a esta ave, pues la saliva se utiliza para la sanación y tiene una estrecha conexión con los fluidos primigenios de la vida. El hecho de que los vencejos utilicen la saliva a modo de pegamento refleja la capacidad para recurrir a las energías y fluidos vitales con diversos propósitos.

Tanto en el tantra como en el taoísmo se le da una importancia decisiva a la saliva, de la que se dice que es un néctar capaz de cumplir las más diversas funciones, como las de enfriar el organismo y nutrir el sistema. Dicen también en estas prácticas orientales que la saliva de una mujer excitada sexualmente tiene poderes curativos, siendo capaz de prolongar la vida y de recargar talismanes mágicos. Por otra parte, la saliva se puede utilizar como «testigo» para la sanación a distancia, considerándose «testigo» cualquier cosa que represente físicamente a una persona; es decir, la saliva es un vínculo profundo entre la persona y su energía.

La saliva se tiene por un néctar en algunas tradiciones orientales, un elixir que puede cumplir múltiples funciones. Fisiológicamente, la saliva enfría el cuerpo y nutre nuestro organismo. Pero, además, en estas tradiciones se considera que la saliva de la mujer es especialmente poderosa, pues se cree que es capaz de sanar y de prolongar la vida si se ingiere en un estado de excitación. En las prácticas amorosas tántricas e hindúes se exploran también las cualidades trascendentes de los besos, afirmando que cada tipo de beso cumple diferentes funciones; por lo que aquel que tenga al vencejo como tótem hará bien en explorar todos estos temas y en descubrir los diferentes propósitos que se le pueden dar a la transmisión de la saliva.

Los besos tienen también una larga historia como forma de protección psíquica, afirmándose que el lugar donde se sitúa el beso (y la saliva) confiere energía psíquica a los centros energéticos del cuerpo. La saliva sella y protege las zonas del organismo más susceptibles a las desarmonías, y facilita una distribución más amplia de la energía amorosa durante el acto sexual. Todo esto se refleja en las energías del vencejo, que sella su nido con saliva.

Por otra parte, la forma en copa del nido tiene un importante significado para todo aquel que tenga al vencejo como tótem, pues la copa es el símbolo del Santo Grial, cuya búsqueda nos lleva al descubrimiento de nuestra esencia espiritual y al conocimiento de cómo manifestarla en esta vida. Pero, además, las copas están relacionadas con las energías femeninas, en tanto en cuanto la copa conserva y contiene elixires (la saliva) que se pueden derramar en el mundo exterior, equiparando así a la copa con el cuerno de la abundancia. Por tanto, el nido te insta a actuar en función de tus energías femeninas, y te anima a hacerlo de una forma rápida y potente. Así pues, aprende a derramar tus aguas y a darle vida a tu magia interior; y recuerda que, en esto, el vencejo te puede ser de gran ayuda.

ZANATE

• Significado clave: Superar la emotividad excesiva y la congestión emocional.



• Ciclo de poder: Principios de la primavera.

Aunque se suele considerar al zanate un ave de la familia del mirlo, junto con cuervos y estorninos, en realidad no lo es, pues forma parte de la familia de la alondra y la oropéndola. Es un pájaro grande, de color negro, con una cola bastante larga, cubierto en la cabeza y los hombros por una capa de plumas iridiscentes que cambian del azul al verde y del púrpura al color bronce, dependiendo de la luz. Estos colores indicarían la conveniencia de que las personas que tienen a esta ave como tótem vieran de un modo diferente lo que está sucediendo en su vida. Es decir, es posible que las cosas no sean tal como te parecen a ti, y quizás tengas que verlas del modo correcto, sobre todo aquellos aspectos relacionados con las emociones.

Ten en cuenta que el negro es el color de lo interior y lo femenino, y que el púrpura y el color bronce de la cabeza indican que las emociones están coloreando los procesos mentales. Por fortuna, el zanate puede ayudarte a corregir eso.

Durante la época del galanteo, el macho del zanate pliega la cola creando una depresión con forma de diamante, forma que simboliza una activación y que nos indicaría por tanto la necesidad de adoptar una actitud más activa en lo relativo a situaciones emocionales. ¿Hemos sido muy pasivos en relación con las emociones? ¿Estamos dándoles vueltas y más vueltas a esas emociones, hablando de ellas sin cesar pero sin hacer nada por corregir la situación?

El zanate es un pájaro ruidoso y parlanchín, hecho que podría estar sugiriéndonos que hablemos menos y hagamos más. Los zanates son también muy sociables, por lo que no resultará extraño encontrarse con personas que, alteradas emocionalmente, cuentan una y otra vez lo sucedido cada vez que se les presenta la ocasión de hablar con alguien. Qué duda cabe que hablar de los problemas puede ser terapéutico, pero muchas de estas situaciones sociales no hacen otra cosa que empeorar la situación y agravar los sentimientos que la envuelven. Así pues, el zanate nos puede estar diciendo que estamos hablando demasiado y que no estamos haciendo nada por solucionar las cosas.

Los zanates tienen una especie de quilla en el paladar duro con la cual parten las bellotas y se las comen, hecho que me lleva a recordar la conocida expresión de «Es una nuez dura de partir», y que nos ofrece una idea del papel que puede representar el zanate como tótem. Abordar de forma constructiva nuestras emociones, así como a las personas y aconteceres de nuestra vida que las agravan, puede ser una nuez dura de partir, pero el zanate nos puede mostrar el modo de conseguirlo.

A los zanates les encanta vivir entre pinos y, curiosamente, los pinos son árboles muy terapéuticos para los estados emocionales. De hecho, existe una especie de medicina homeopática a base de esencias florales en la que se sugiere la esencia de pino para el alivio de estados emocionales intensos, especialmente de los sentimientos de culpabilidad.

Todo esto no hace más que reforzar la idea de que el zanate puede aparecer en tu vida para ayudarte a tratar con tus emociones. Las emociones a las que no te enfrentas pueden llegar a congestionar tu vida, e incluso pueden generar también congestiones en tu organismo, y el zanate puede ser una señal de advertencia ante esa posibilidad, pero también puede ayudarte a prevenirla.

Los excrementos de los zanates pueden ser útiles para el cultivo de hongos, que pueden provocar infecciones pulmonares cuando sopla el viento. La mayoría de las enfermedades han de entenderse simbólicamente, y la congestión, sobre todo las congestiones pulmonares, vienen a decirnos que estamos reprimiendo nuestras emociones. Puede ser el reflejo de un llanto reprimido, o de la negativa a abordar determinados problemas que llevan mucho tiempo acosándonos (¿Hemos descuidado alguna situación, dándole tiempo para que se convierta en un caldo de cultivo de problemas?) Puede ser también el reflejo de la negativa a asumir una nueva situación existencial o un nuevo enfoque ante la vida, y de ahí que terminemos congestionados con nuestras emociones.

El zanate nos enseña a lidiar con todo esto, pues puede enseñarnos a expresar las emociones adecuadamente, puede mostrarnos por qué los excesos están disipando nuestra fuerza vital, congestionando así el crecimiento y el movimiento, y puede enseñarnos a recuperar experiencias y expresiones emocionales creativas y ventajosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...