SAN FELIPE NERI ORACION PARA PEDIR AYUDA EN EXTREMAS NECESIDADES Y GRAVES PROBLEMAS




Este santo italiano del siglo XVI estuvo dotado de hermosas virtudes, de vida humilde pese a ser adinerado por nacimiento, se entregó en alma y cuerpo al apostolado. 

Se empleó enteramente en favor del prójimo, amando, compadeciendo y ayudando a todos; pese a las dificultades que tuvo que sortear, incluidas sus penosas enfermedades, jamás perdió la alegría, y, con fortaleza, paciencia y presencia de ánimo perseveró en el bien socorriendo a todos. 

Dispuesto a todo por amor a Cristo, dedicaba el día a los necesitados y la noche a la oración más profunda dirigiendo sus pensamientos a los bienes eternos. 


ORACIÓN PARA PEDIR AYUDA 

 Glorioso San Felipe Neri, bendito santo de la alegría,
protector y auxiliador nuestro en la dificultad, 
abogado prodigioso ante el trono del Padre Celestial, 
por tu enorme caridad fraterna y entrega al prójimo, 
por lo mucho que hiciste por los mas desfavorecidos, 
escucha nuestras oraciones y confórtanos, 
consíguenos alivio en nuestros pesares y carencias. 

San Felipe Neri, virtuoso, paciente y perseverante,
santo de vida humilde y corazón lleno de amor
que pasaste por la tierra sembrando dicha y bien,
por tu inmensa humanidad y afecto a los hombres,
mira nuestra necesidad y tiéndenos tus milagrosas manos. 

San Felipe, lleno de la Sabiduría del Espíritu Santo,
tú que nos enseñaste a confiar en el Señor y en la Virgen
y nos dijiste que Ellos está siempre y en todo momento
a nuestro alcance y jamás nos abandonan,
y que, si seguimos las enseñanzas y Mandamientos de Jesús,
y amamos a nuestra Señora, la siempre Virgen María,
encontraríamos la alegría y la felicidad
y no tendríamos que inquietarnos por nuestros agobios,
te pido me ayudes a resolver mis problemas,
aleja de mí las preocupaciones, ansiedades y tristezas
y levanta las duras cargas que dificultan mi vida. 

San Felipe, hombre virtuoso y grande a los ojos de Dios
tú que ahora estás gozando de la belleza Celestial,
te ruego seas mi mediador en las Alturas
y abogues por mis grandes necesidades y graves problemas,
obtén para mi el remedio que tanto preciso:

(decir lo que se desea conseguir). 

San Felipe Neri, siempre amable y generoso, 
por tu gran compasión y dulce bondad,  
concédeme el favor que con esperanza te pido, 
protégeme y ampárame mediante tu amorosa intercesión 
y que el gozo del Espíritu Santo que llenó tu alma, 
transforme mi vida y me conceda la paz y la calma. 

Oh dulce padre san Felipe dame tu santo auxilio, 
llena mi corazón de abundante amor a Dios y a la Virgen, 
háblales de todo lo que impide ser feliz 
y ruégales sea comprensivos y me ayuden a solucionarlo, 
dile a Dios Todopoderoso que en Él espero y confío, 
dile a la amorosa Virgen lo mucho que necesito su apoyo 
para salir de mi adversidad y de lo que me entristece, 
ruégale también Ella interceda ante su Hijo Jesús 
y me obtenga lo que he pedido con sinceridad y fe.

San Felipe, iluminado por la gracia Divina,
confórtame y ayúdame, cambia todo lo que me aflige, 
llena mi vida de parabienes  
y condúceme por los caminos de la verdad y el bien. 

 Haz que yo también sea humilde, caritativo y alegre como tú,
que sepa encontrar a Jesús y a la Virgen con mis oraciones
y que nunca caiga en la desconfianza y el abatimiento. 

Te lo ruego por Jesucristo nuestro Señor, 
por su amada Madre la Santísima Virgen María 
y por los dones del Espíritu Santo.
Amén. + 

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y Gloria. 


Esta oración junto a los rezos se hace por tres días seguidos. 
Hay que rezarla con toda la esperanza del mundo y confiando en la muy eficaz mediación de san Felipe Neri ante Jesús y la Virgen María. 
San Felipe Neri experimento frecuentes éxtasis y predijo el porvenir en varias ocasiones, además tenía el don de la curación, devolviendo la salud a muchos enfermos.  Fundó la cofradía de la Santísima Trinidad, conocida como la cofradía de los pobres, encargada de socorrer a los peregrinos, a enfermos y mas desfavorecidos. 
Tuvo un corazón lleno amor tan puro, tan desinteresado y tan inflamado por la caridad, que brotaba de él un fuego celestial cuya llama se reflejaba aun en el cuerpo, saliendo de su rostro como unas centellas de fuego y produciendo un calor intenso; las palpitaciones de su corazón eran tan fuertes que los que estaban junto a él podían oírlas y sentirlas. Tras su muerte, al ser realiza la autopsia vieron que tenía dos costillas rotas que se habían arqueado para dejar más sitio a su grandísimo corazón. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...