SAN FELIPE NERI ORACION PARA PEDIR AYUDA EN EXTREMAS NECESIDADES Y GRAVES PROBLEMAS




Este santo italiano del siglo XVI estuvo dotado de hermosas virtudes, de vida humilde pese a ser adinerado por nacimiento, se entregó en alma y cuerpo al apostolado. 

Se empleó enteramente en favor del prójimo, amando, compadeciendo y ayudando a todos; pese a las dificultades que tuvo que sortear, incluidas sus penosas enfermedades, jamás perdió la alegría, y, con fortaleza, paciencia y presencia de ánimo perseveró en el bien socorriendo a todos. 

Dispuesto a todo por amor a Cristo, dedicaba el día a los necesitados y la noche a la oración más profunda dirigiendo sus pensamientos a los bienes eternos. 


ORACIÓN PARA PEDIR AYUDA 

 Glorioso San Felipe Neri, bendito santo de la alegría,
protector y auxiliador nuestro en la dificultad, 
abogado prodigioso ante el trono del Padre Celestial, 
por tu enorme caridad fraterna y entrega al prójimo, 
por lo mucho que hiciste por los mas desfavorecidos, 
escucha nuestras oraciones y confórtanos, 
consíguenos alivio en nuestros pesares y carencias. 

San Felipe Neri, virtuoso, paciente y perseverante,
santo de vida humilde y corazón lleno de amor
que pasaste por la tierra sembrando dicha y bien,
por tu inmensa humanidad y afecto a los hombres,
mira nuestra necesidad y tiéndenos tus milagrosas manos. 

San Felipe, lleno de la Sabiduría del Espíritu Santo,
tú que nos enseñaste a confiar en el Señor y en la Virgen
y nos dijiste que Ellos está siempre y en todo momento
a nuestro alcance y jamás nos abandonan,
y que, si seguimos las enseñanzas y Mandamientos de Jesús,
y amamos a nuestra Señora, la siempre Virgen María,
encontraríamos la alegría y la felicidad
y no tendríamos que inquietarnos por nuestros agobios,
te pido me ayudes a resolver mis problemas,
aleja de mí las preocupaciones, ansiedades y tristezas
y levanta las duras cargas que dificultan mi vida. 

San Felipe, hombre virtuoso y grande a los ojos de Dios
tú que ahora estás gozando de la belleza Celestial,
te ruego seas mi mediador en las Alturas
y abogues por mis grandes necesidades y graves problemas,
obtén para mi el remedio que tanto preciso:

(decir lo que se desea conseguir). 

San Felipe Neri, siempre amable y generoso, 
por tu gran compasión y dulce bondad,  
concédeme el favor que con esperanza te pido, 
protégeme y ampárame mediante tu amorosa intercesión 
y que el gozo del Espíritu Santo que llenó tu alma, 
transforme mi vida y me conceda la paz y la calma. 

Oh dulce padre san Felipe dame tu santo auxilio, 
llena mi corazón de abundante amor a Dios y a la Virgen, 
háblales de todo lo que impide ser feliz 
y ruégales sea comprensivos y me ayuden a solucionarlo, 
dile a Dios Todopoderoso que en Él espero y confío, 
dile a la amorosa Virgen lo mucho que necesito su apoyo 
para salir de mi adversidad y de lo que me entristece, 
ruégale también Ella interceda ante su Hijo Jesús 
y me obtenga lo que he pedido con sinceridad y fe.

San Felipe, iluminado por la gracia Divina,
confórtame y ayúdame, cambia todo lo que me aflige, 
llena mi vida de parabienes  
y condúceme por los caminos de la verdad y el bien. 

 Haz que yo también sea humilde, caritativo y alegre como tú,
que sepa encontrar a Jesús y a la Virgen con mis oraciones
y que nunca caiga en la desconfianza y el abatimiento. 

Te lo ruego por Jesucristo nuestro Señor, 
por su amada Madre la Santísima Virgen María 
y por los dones del Espíritu Santo.
Amén. + 

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y Gloria. 


Esta oración junto a los rezos se hace por tres días seguidos. 
Hay que rezarla con toda la esperanza del mundo y confiando en la muy eficaz mediación de san Felipe Neri ante Jesús y la Virgen María. 
San Felipe Neri experimento frecuentes éxtasis y predijo el porvenir en varias ocasiones, además tenía el don de la curación, devolviendo la salud a muchos enfermos.  Fundó la cofradía de la Santísima Trinidad, conocida como la cofradía de los pobres, encargada de socorrer a los peregrinos, a enfermos y mas desfavorecidos. 
Tuvo un corazón lleno amor tan puro, tan desinteresado y tan inflamado por la caridad, que brotaba de él un fuego celestial cuya llama se reflejaba aun en el cuerpo, saliendo de su rostro como unas centellas de fuego y produciendo un calor intenso; las palpitaciones de su corazón eran tan fuertes que los que estaban junto a él podían oírlas y sentirlas. Tras su muerte, al ser realiza la autopsia vieron que tenía dos costillas rotas que se habían arqueado para dejar más sitio a su grandísimo corazón. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

ORACION PARA LIBRAR DE SALACIONES, AMARRES, TRABAJOS DE MAGIA, DIFAMACIONES...

Padre amado, Padre Eterno, Padre misericordioso, con humildad me inclino ante tu Gloriosa Majestad pidiendo tu auxilio ante la adve...