martes, 8 de diciembre de 2015

VIRGEN DE LA DIVINA PROVIDENCIA, ORACION PARA DINERO, TRABAJO, ABUNDANCIA, SUERTE, PROSPERIDAD



El culto y veneración de Nuestra Señora de la Divina Providencia tiene su origen en el siglo XIII en Italia y por los grandes favores concedidos, por los dones que derrama sobre quien a Ella acude, su devoción se ha extendido por todo el mundo. Esta es su oración:

Oh María Santísima de la Divina Providencia, 
bondadosa Señora que nos das esperanza
y con clemente y amorosa mirada nos cuidas; 
Soberana Virgen llena de gracia y pureza
que eres Madre tierna y compasiva con todos
y grandísima favorecedora de los que acudimos a ti:
 hoy lleno de ilusión y amor imploro tu ayuda. 

Te pido desde lo más profundo de mi alma
que ruegues por nosotros, los que sufrimos y penamos,
los que con humildad y devoción esperamos en Ti,
y te suplico te compadezcas de nuestras desventuras
y nos consigas el remedio que tanto precisamos.


Tú, dulce María, eres quien me puede devolver la alegría,
Tú puedes consolar mis penas y aligerar mis incertidumbres. 

Bendita Madre protectora dispensadora de favores  
que nos provees de todos los bienes Celestiales,
por el consuelo y por todo lo que nos das
hoy te encomiendo mis agobios y carencias,
por lo buena y generosa que eres
hoy te confío mis difíciles necesidades laborales,
por lo milagrosa y atenta que eres
hoy te confío mis graves problemas económicos. 

Haz uso de tu poderosa mediación en los Cielos
y sálvame de tanto padecimiento y miseria;
yo ....... no quiero perder la estabilidad familiar,
siento dolor al ver las penurias en mi hogar
y las deudas, las facturas y los pagos contraídos
me hacen perder el sueño, la paz y la tranquilidad,
por ello te suplico te apiades de mi
y me des auxilio para calmar mis desasosiegos. 

María, Madre de la Divina Providencia,
por el Divino Niño que duerme plácidamente en tu regazo
te solicito me brindes la ayuda que tanto necesito,
pon tu suave y gratificante mano sobre mis problemas
y llévalos urgente ante Dios Padre Providente,
que siempre piensa y se preocupa por nosotros,
y pídele extienda hacia mí su infinita misericordia
y me conceda lo que con fe y esperanza solicito: 

(pedir ahora lo que se desea conseguir). 

Oh mi queridísima Señora de la Divina Providencia,
esperanza mía bendita, préstame tu benevolencia,
Tú bien puedes solucionar mis graves necesidades: 
te suplico quites de mi hogar todo lo que nos amarga
y que nos resulta imposible de arreglar solos,
cuídanos, que tu manto protector nos cubra y guarde,
ilumínanos, que tu Luz nos alumbre y guíe
y nos muestre el camino hacia el bienestar. 

Nuestra Señora Madre de Providencia, 
que a través de tu Sagrada Imagen prodigiosamente
tantos milagros obras y tanto auxilio concedes,
haz que la prosperidad llegue a mi hogar,
danos salud, amor, trabajo, dinero y felicidad,
llénanos de tus amorosas bendiciones,
y danos suerte y fortuna para que todo nos vaya bien,
yo te lo agradeceré con todo el amor que cabe en mi corazón. 

Virgen complaciente también quiero pedirte
que nos llenes de caridad para con nuestros prójimos,
acrecienta nuestra fe y esperanza,
y haznos abundar en el amor a Jesucristo,
Redentor Divino nuestro,
que es nuestra Roca y baluarte,
 nos ama como hermano y amigo
y vive y reina por los siglos de los siglos. 

 Amén. + 

Reza cinco Avemarías, Padrenuestro y Gloria.
Demuestra tu devoción y fidelidad a la Virgen repitiendo la oración y los rezos por tres días seguidos.  
Cuando tu pedido sea concedido no dejes de agradecer a Dios su generosidad por haberla puesto en tu camino. 


1 comentario:

  1. Gracias madre bondadosa y de corazón misericordioso. Gracias por lo que he vivido y lo que tengo hoy. Gracias por lo que viene que con tu milagrosa intervención, prodigiosamente se hará la voluntad de Dios. Así sea!!

    ResponderEliminar

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS URGENTES, AMOR, SALUD, TRABAJO, NECESIDADES, PAREJA...

VIRGEN INMACULADA, PLEGARIA PARA UNA PETICIÓN URGENTE Y ORACIÓN DEL PAPA SAN JUAN PABLO II

REZO A MARÍA INMACULADA  PARA UNA PETICIÓN URGENTE  Oh Purísima Señora y Madre mía,  llena de gracia y bendita más que todas las mu...

ARCHIVO DEL BLOG