13 PALABRAS, ORACION PARA ALEJAR TODO LO MALO Y ATRAER PROSPERIDAD Y BENEFICIOS



Esta antigua y muy poderosa oración, hecha con una profunda fe y gran convicción es de gran ayuda pues sirve como poderosa protección y defensa contra todo tipo de males, enfermedades, magias y enemigos y atrae lo mejor a tu vida. 

Por su intensidad y fuerza tiene la facultad de permitir que entre la prosperidad, la fortuna y la riqueza y todo lo que es bueno para tu vida, el hogar, el trabajo o el negocio. Para una mayor eficacia hazla un sábado, al amanecer o al anochecer. 

Debes recitarla despacio, tómate tu tiempo y dila en voz alta. Cuando hayas terminado pide el favor especial que deseas conseguir y realiza fervorosamente los rezos indicados. 

ORACIÓN INICIAL

Oh Señor, con el corazón contrito pero esperanzado, 
te pido uses conmigo tu santa misericordia 
y perdones todos los pecados y faltas que he cometido, 
envuélveme con tu majestuoso poder e infinita bondad,
hazme una mejor persona e ilumina mi sabiduría 
para que pueda cantar tus alabanzas y recibir bendición. 

Padre Eterno, Señor de todas las criaturas, 
en ti creo, en ti dejo mi amor, en ti quiero vivir y morir, 
que tu Presencia en mí sea constante, que tu amor me guíe 
y tu protección me guarde y defienda del astuto enemigo; 
Tu que eres la mano que me provee y techo que me cobija
haz que mi felicidad sea completa, que no carezca de nada 
y regálame tus beneficios para alcanzar lo que necesito. 

Asíteme Padre Santo de Amor y Paz, 
enséñame a caminar por el sendero de la vida con rectitud, 
y puesto que eres la fuente de la cual mana todo lo bueno,
dispénsame tus favores y haz llegar a mí tus gracias 
para se acaben mis miserias, mis contrariedades, 
y todo aquello que es motivo de mi penar. Así sea. 

Recibe Hacedor Supremo mi oración y gracias de corazón.  

PODEROSA ORACIÓN DE LAS 13 PALABRAS
PARA ALEJAR IMPEDIMENTOS Y PROGRESAR 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la una,
la una, la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria.
 Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la dos,
la dos, las dos tablas de Moisés
la una la casa Santa de Jerusalén
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria.
 Amen. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la tres,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés
la una la casa Santa de Jerusalén
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la cuatro,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés,
la una la casa Santa de Jerusalén
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la cinco,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés,
la una la casa Santa de Jerusalén
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la seis,
la seis son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la siete,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la ocho,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la nueve,
la nueve, los nueve meses,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la diez,
la diez, los diez Mandamientos,
la nueve, los nueve meses,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la once,
la once, las once mil vírgenes,
la diez, los diez Mandamientos,
la nueve, los nueve meses,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la doce,
la doce, los doce Apóstoles
la once, las once mil vírgenes,
la diez, los diez Mandamientos,
la nueve, los nueve meses,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

Hombre bueno de las trece palabras tornadas al mundo
dime la trece,
la trece, los trece Reyes,
la doce, los doce Apóstoles
la once, las once mil vírgenes,
la diez, los diez Mandamientos,
la nueve, los nueve meses,
la ocho, los ocho coros,
la siete, los siete velos,
la seis, son las seis candelas que ardieron en Galilea,
la cinco, las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo,
la cuatro, los cuatro Evangelios,
la tres, las tres Marías,
la dos, las dos tablas de Moisés.
la una la casa Santa de Jerusalén,
donde padeció y murió Cristo por darnos la gloria. 
Amén. 

"Revienta, revienta Judas traidor
por todas tus coyunturas,
al infierno con Satanás anda vete y no vuelvas mas."
(esto ultimo se repite dos veces). 
Así sea. 

Ahora debes indicar todo lo que deseas conseguir por la gracia de Dios y rezar 13 Padrenuestros, un Avemaría y un Gloria. 
Tienes que encender un velón blanco o morado en la casa o el negocio y dejar hasta que se consuma en su totalidad. Puedes hacerla los días que creas conveniente, hasta que notes los resultados. Para que sus efectos duren por más tiempo, repítela  de vez en cuando. 


1 comentario:

  1. Es un fuerte oracion poderosa que nos ayudara contra cualquier situación inespereda

    ResponderEliminar

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA

SAN JUAN EL LIMOSNERO, ORACION PARA NECESIDADES ECONOMICAS, ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD

San Juan el Limosnero, ¡bendito Patriarca de Alejandría!, san Juan misericordioso, san Juan virtuoso, que usaste todos tus bienes ...