SANTA CAMISA PODEROSA ORACION DE PROTECCIÓN, CONTRA ENEMIGOS Y MAGIAS



La reliquia más preciosa de la Catedral de Trier es la Santa Camisa o túnica de Cristo. 

La tradición dice que Helena, la madre del emperador Constantino trajo la prenda indivisa de Cristo a Trier. Se hace mención de la sagrada túnica por primera vez en el siglo XI y su historia se documenta de manera fiable solo a partir del siglo XII en adelante, cuando fue sacada del coro oeste y colocada en el nuevo altar del coro situados al este el 1 de mayo de 1196.

En el año 1512 el arzobispo Richard von Greiffenklau, abrió el altar mayor en presencia del emperador romano San Maximiliano, comenzando la primera peregrinación a la túnica sagrada. 

Desde la renovación de la Catedral en 1974, la Santa Camisa de Cristo que se mantenía en un santuario de madera desde 1891, se ha protegido en un nuevo santuario de vidrio con temperatura controlada. 
La gran peregrinación de 1996 se convirtió en una formidable exposición para todos los fieles y que continúa actualmente en los Días Anuales que se dedican a la veneración de esta reliquia. Solo durante estos días, la capilla de la Túnica Sagrada es accesible para los visitantes; sin embargo, la prenda en sí no es visible. Los acontecimientos del pasado y las condiciones desfavorables para su seguridad han contribuido a alterar en gran medida el estado original del tejido, que ya ha sido reparado en varias ocasiones.

PODEROSA ORACIÓN

Que la Santa compañía de Dios me acompañe,
y que el manto de Santa María, su Madre,
me cobije y me defienda de todo peligro.

Ave María gratia plena Dominus tecum,
(Dios te salve María llena de gracia,
el Señor está contigo)
Él me libre de todos los espíritus malignos,
bautizado y sin bautizar. 

Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera,
Cristo de malos enemigos me defienda.
Señor y justo juez, Hijo de María Virgen,
aquél que nació aquel solemne día,
que yo no pueda ser muerto, ni me quieran mal,
 tengan ojos no me vean, tengan manos no me toquen,
que el hierro no me hiera y los nudos no me aten. 

Dios le dijo a Libón:
con tres nueces no podrán hacerme daño,
ni a ti, ni a tus hijos
ni a ninguna otra persona que las portara. 
Amén, Jesús, María y José,
dominus tecum berrum carrum.

Santa María piadosa,
Madre de nuestro Señor Jesucristo,
que al monte Tartáreo entraste 
y la gran serpiente encontraste;
con la singular la ataste
con hisopo de agua bendita la rociaste
y al mundo la sacaste,
ablandándole el corazón a mis enemigos,
que los que tengan ojos no me vean,
los que tengan pies no me cojan,
los que tengan manos no me toquen,
que el hierro no me hiera, los nudos no me aten,
por las tres espadas de san Julián
y por la del Arcángel san Miguel sean vencidos,
con la leche de la Virgen sean rociados
y en el Santo Sepulcro sean sepultados.
Amén, Jesús, María y José.

Rezar tres Padrenuestros al Gran Poder de Jesús,
a la muerte y pasión de nuestro Señor Jesucristo.

Mi Señor Jesús,
está en la oración de la Santa Camisa,
la del Hijo de Dios vivo,
la que me pongo en contra de mis enemigos
para que aunque tengan ojos, no me vean,
aunque tengan pies, no me alcancen,
aunque tengan manos, no me toquen,
el hierro no me hiera y los nudos no me aten,
y por las tres coronas del patriarca san Abraham,
aquí ofrezco una oración en unión de mi persona,
para que vengan mis enemigos tan mansos a mí,
como nuestro Señor Jesucristo a la Cruz.

San Ildefonso bendito,
confesor de nuestro Señor Jesucristo
que bendijiste la Hostia y el Cáliz en el altar mayor,
bendice mi cama, mi cuerpo, mi casa y todo mi alrededor,
líbrame de brujos, hechiceros
y personas de malignas intenciones.

Con tres te mido, con tres te parto,
con la gracia de Dios y el Espíritu Santo.
Amén, Jesús, María y José. 

Ahora se reza un Credo y un Gloria. 
Haz la oración, junto a los rezos,cinco días seguidos.


Breve Historia de la Santa Camisa o Túnica Sagrada:

- La cuestión de la autenticidad de la Santa Camisa de Cristo no puede asegurarse. Para los fieles, lo importante es su valor simbólico: la reliquia señala a Jesucristo mismo, su encarnación y los otros eventos de su vida hasta su crucifixión y su muerte. La túnica, entera y sin costuras, también es un símbolo del cristianismo indiviso y es un recordatorio del poder vinculante de Dios, como se expresa en la oración del peregrino de Trier.
- Aunque la iglesia mantuvo durante mucho tiempo que Jesús la había usado antes de su crucifixión, los jerarcas de la iglesia ya no hacen esa afirmación. En cambio, dicen, la prenda es santa porque ha sido venerada durante 500 años. Se mostró por primera vez en la Catedral de Trier en 1512.

- En la Edad Media, el arzobispo de Trier era un príncipe eclesiástico importante, que controlaba los territorios desde la frontera francesa hasta el Rhin. También fue uno de los siete electores del Sacro Imperio Romano.
- La emperatriz Santa Elena, Madre de Constantino, es conocida por sus peregrinaciones a Tierra Santa, y la piadosa leyenda cuenta que trajo de regreso la Santa Túnica de Cristo de Jerusalén y se la confió a la nueva iglesia de su hijo en Trier.

- La Sagrada túnica, aparece por primera vez en documentos escritos en el siglo XII. En 1512, se abrió el altar mayor de la Catedral de Trier y se encontró la Túnica en el interior, junto con otras reliquias importantes de Tierra Santa. Esta se exhibió por primera vez en Trier en 1512 durante un período de 23 días, durante el cual más de 100,000 peregrinos llegaron a venerarla.
Al año siguiente, se construyó un balcón de madera en el frente oeste de la catedral para mostrar la Santa Camisa y las otras reliquias de Trier a las multitudes reunidas en la Plaza de la Catedral. Se ha exhibido periódicamente desde entonces, atrayendo multitudes cada vez más grandes.

- Un grabado en cobre de 1655, guardado en el Tesoro de la catedral, muestra la exhibición de las reliquias  en balcón de madera con gran detalle. Estaba cubierto con finos tapices y una hermosa alfombra colgaba del centro.

En el grabado, dos vicarios presentan la Túnica Sagrada, que está unida a un panel de madera, mientras que el predicador de la catedral Cornelius Luttinghausen explica la exposición de reliquias a los peregrinos.

Junto a él hay un canon con un relicario cruzado y el Clavo Sagrado. A la izquierda, el arzobispo Carl Casper von der Leyen (1652 a 1676) otorga la absolución a los peregrinos. Varios hombres con antorchas están detrás del clero.
- Una exposición de la reliquia durante tres semanas en 1933 atrajo a 2 millones de peregrinos. Después de otra exposición en 1959, la reliquia fue sellada en un espléndido santuario en su propia capilla, donde permanece hoy. Otras exposiciones más reciente de la reliquia tuvieron lugar en 1996 y del 13 de abril al 13 de mayo de 2012, el 500 aniversario de la primera exposición de la Túnica Sagrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...