ORACIÓN A LA CARIDAD DEL COBRE PARA ANGUSTIOSAS NECESIDADES Y PROBLEMAS



La Virgen María, bajo la advocación de Santa María de la Caridad del Cobre, o Nuestra Señora de la Caridad es la santa patrona de Cuba y cada día obra incontables maravillas en favor de los fieles que la invocan.

Esta Sagrada Virgen es Madre de abundante e infinita Caridad y manantial de favores: preserva de toda adversidad a las familias, sana de enfermedades, protege a niños y jóvenes, libra de infortunios, remedia las necesidades, tiene gran piedad de los que pasan por difíciles situaciones... 

Desde el siglo XVII en su imagen apareció en los mares del norte de Cuba goza de mucha devoción, que ha ido extendiéndose a los largo de los años a otros países debido a los muchos milagros que ha prodigado. 

A Ella acuden multitud de devotos buscando auxilio espiritual y remedio a los problemas. Su fiesta se celebra el 8 de septiembre. 

Haz esta oración con la esperanza de que vas a recibir pronto su auxilio. Ella como Madre amorosa nuestra no deja de interceder por sus hijos, nos protege y presenta con agrado nuestras peticiones ante su Hijo Jesús, nuestro Señor. 

ORACIÓN DE INICIO 

Madre y Señora nuestra, Virgen milagrosa de la Caridad, 
a tus pies venimos en este día a ofrecerte nuestra adoración, 
recibe nuestra humilde plegaria como acto de amor, 
recibe nuestro corazón y cariño hoy y siempre, por favor. 

Oh celestial patrona, como hijos tuyos a Ti nos confiamos, 
te pedimos seas clemente y misericordiosa con nosotros, 
derrama tus abundantes gracias, Madre pura del Señor,
y enséñanos a ser tierra fértil para la Palabra de Dios; 
llena nuestros corazones de sentimientos de caridad, 
para llegar al prójimo con buenos sentimientos y amor; 
danos esperanza y fe para abordar nuestro caminar diario, 
llena nuestro corazón de agradecimiento a tu Hijo Jesús 
por habernos regalado la vida con su Resurrección 
y haz Madre que pueda alcanzar lo que pido en este día. 

ORACIÓN DE PETICIÓN A LA VIRGEN 

Santísima Virgen de la Caridad, oh Madre mía muy amada, 
consuelo en la tribulación, bálsamo en el dolor, 
con amor y alegría te dirijo estas sencillas palabras, 
sabiendo que tu caridad es la mas grande 
y tu amor el mas bello al que podamos aspirar, 
escúchame Señora y Reina mía y recibe mis alabanzas 
que salen desde lo mas recóndito de mi corazón: 

Salve, salve, delicias del Cielo, Virgen pura, suprema beldad, 
salve excelsa Patrona de Cuba Madre hermosa de la Caridad. 
Tú de Cuba, en las bellas comarcas, elegiste, Señora, un altar, 
para hacer la mansión de prodigios 
y a tus hijos con amor de dichas colmar. 

Oh María puerta del cielo y Reina de los redimidos, 
oh Madre Santa, Corazón de bondad y misericordia, 
cuando el llanto era el alimento diario de tus hijos 
y su vida estaba llena de terrible ansiedad, 
eras tú, dulce Madre, la estrella, el faro y el puerto
quien anunciabas benigna la aurora de paz. 

No abandones ¡oh! Madre, a tus hijos, 
salva a todos de llantos y no permitas que suframos más, 
tu nombre será nuestro escudo frente a todo problema
y nuestro amparo y solución, tus gracias serán, 
pues en Ti está el aliento, la compasión y la caridad. 

Caridad, Madre de Dios. Caridad Dicha del Mundo. 
Caridad Lumbre del Cielo. Caridad Dicha del Pobre. 
Caridad Música suave. Caridad Palabra Santa. 
Caridad Fuego Divino. Caridad Llama Sagrada. 

Oh Virgen de la Caridad escúchanos por favor, 
ante Ti dejamos nuestros sufrimientos, nuestras penas 
nos confiamos a Ti con devoción, con seguridad
y de tus manos milagrosas esperamos el remedio; 
en tu mirada buscamos alivio, en tu Corazón dulce auxilio,  
y de tu amantísimo Hijo solicitamos este gran favor, 
házselo llegar Madre amantísima, no dejes de insistir
busca para nosotros solución en esta preocupación:

(se pide ahora lo que tanto se necesita).

Virgen Santa de la Caridad, Soberana Virgen María, 
no apartes tu dulce mirada de nuestros hogares: 
líbranos de los infortunios y las enfermedades, 
de epidemias, tormentas, incendios, rayos y centellas; 
Madre no permitas que por el pecado, 
nos separemos del amor infinito de tu Divino Hijo 
y permite que en ardiente carro de plata 
recorra los ámbitos del mundo, el Ángel de la paz. 

Santísima Virgen de la Caridad, ruega por nosotros.
Dulcísima Virgen de la Caridad, a Ti nos entregamos, 
defiéndenos ahora y en la hora de nuestra muerte. 
Así sea. +

Reza en honor a la Virgen la Salve,
y para agradar a Dios los favores que concede cuando estamos necesitados un Padrenuestro y un Gloria.

La oración y los rezos debes hacerlos tres días seguidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA PEDIR POR LOS ENFERMOS

ORACIÓN PARA PEDIR A DIOS UN MILAGRO DE SALUD

Dios Todopoderoso, Padre Celestial amoroso,  Tu que nos concedes dulce consuelo y perfecta solución  cuando creemos que es imposible ...