ORACIÓN A SAN DESHACEDOR PARA DOMINAR ENEMIGOS Y VOLTEAR MALES




Cuando invocas a San Deshacedor, haces una llamada a las entidades espirituales que pueden ayudarte a resolver los problemas causados por terceras personas que te quieren dañar por haber hecho hechizos o trabajos mágicos contra ti.
Bajo este nombre, van a actuar en conjunto y te van a ayudar a romper esas ligaduras que te están influyendo y que no dejan que tu vida se desarrolle con normalidad, cerrando tus caminos y causándote males enviados por envidias, odios, rencores...

Es necesario llamar a San Deshacedor cuando sientas que los problemas se presentan en tu vida de una manera ilógica, cuando lo que haces con esfuerzo y poniendo todo tu empeño en ello, no sale como tú crees que debería salir y presientes que hay un enemigo en tu contra.

San Deshacedor te ayudará a solucionar estos problemas, limpiando estas energías negativas y abriendo tus caminos para que todo vuelva a su cauce normal y puedas obtener la recompensa a tus esfuerzos. Al final de la oración está la forma de hacer el ritual de volteo. 

ORACIÓN MUY PODEROSA

¡Oh, Poderoso san Deshacedor! poder por el poder,
Justiciero contra la maldad y la codicia.

Hoy vengo humillado y rendido a tus plantas
a pedirte permiso para que según vire yo
esta vela que ahora sostengo en la mano,
así se le vire a mis enemigos lo malo que me estén haciendo,
sea hombre o mujer, declarado o no declarado,
conocido o desconocido, visible o invisible. 

San Deshacedor, te aclamo por tu gran poderío, 
tu que eres glorioso héroe contra el mal y la injusticia,
yo te ruego que según yo he venido humilde a tus plantas, 
así mismo te pido con confianza que me ayudes,
deseo que lo hagas tú con mis enemigos, mis contrarios,
haciéndoles venir humillados y mansos a las mías. 

En el nombre del Padre, del Hijo,
del Espíritu Santo y la Corte Celestial. 

Que con estas palabras benditas llame yo a mis enemigos
y vengan dominados a mis plantas,
como fue dominado Satanás a los pies de San Miguel,
que tengan ojos y no me vean, boca tengan y no me hablen,
corazón tengan y sean prisioneros, 
sentidos y pensamientos posean y en mi no piensen,
cuchillo y no me corten, carabina tengan y no me disparen,
sentimientos guarden y a mi no me afecten.

San Deshacedor, deshaz en mi casa todo mal
que hubiera o pudiera haber, 
toda la malicia que en ella se encuentre,
convirtiéndolo en bien,
que todo el que pretenda disponer de algo de mi persona,
que se le deshaga esa idea y quede arrepentido, 
que con sumiso corazón a mi vengan y no me dañen.

San Deshacedor, justiciero contra la maldad,
tu que eres santo de Gran Poderío,
deshaz cualquier mala idea, mal sentimiento o mal deseo 
que contra mi tuvieran mis adversarios, 
deshaz a quien mi enemigo quiera o pueda ser.

Así sea. Así sea. Así sea. +

Reza ahora un Padrenuestro y un Avemaría.

- La oración se puede hacer cualquier día de la semana, aunque los mejores son el martes y el sábado y la hora mas indicada cuando ya ha anochecido. Repítela durante tres martes o tres sábados, pero ten en cuanta que el ritual de la vela solo se tiene que realizar el primer día. 
- El color de la vela que tienes que usar para hacer el volteo es verde oscuro, marrón o negra.

- Para hacerlo se enciende la vela y se deja en un platito o recipiente adecuado para ello, después de unos 10-15 minutos se sujeta con las manos y se comienza la oración, y cuando dice "según vire yo esta vela" se apaga con una cucharilla, con un apagavelas o con los dedos, nunca soplando la llama, se le da la vuelta a la vela y se enciende por el fondo, es decir, por el final de la vela, después se deja nuevamente en el platito y se sigue haciendo la oración.
- La vela se deja arder hasta que se consuma del todo y el platito que has usado y los restos de cera se tiran a la basura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS DESESPERADOS (AMOR, SALUD, DINERO, TRABAJO...)

VIRGEN DE LOS REMEDIOS, ORACIÓN MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS

Gloriosísima Señora de los Remedios,  Virgen Santísima, Madre del Niño Dios y nuestra,  la más perfecta criatura sin mancha ni defect...