ORACION A LA VIRGEN PARA DESESPERADOS PROBLEMAS DE AMOR


Si oras con fe y devoción, si acudes ante la bendita Virgen María con un ruego, con una petición, ten la garantía que no te abandonará y hará todo lo posible por que tus tristezas amorosas se conviertan en alegrías. 

Piensa que por mucha desesperación que sientas, por mucho que creas que tu sufrimiento no tendrá fin, en Ella encontrarás refugio seguro y auxilio celestial. 
Nuestra amorosa Madre todo lo puede ante el Señor, su fuerza es inmensa ante su Hijo y de Él, cuando de lo pide, todo lo alcanza. 

Deposita en sus bondadosas manos tu problema y pídele te ayude a superar este momento y te de cuanto antes la solución que tantísimo deseas y necesitas para vivir en paz y, sobre todo, con quien amas. 

ORACIÓN A LA VIRGEN PARA AMOR

Oh María Santísima, digna Madre de mi Señor Jesucristo
Sagrada Reina de todas las jerarquías Angélicas, 
esperanza profunda y principio de nuestro remedio, 
acoged hoy, oh Virgen Santísima, nuestras súplicas 
y con piadosa bondad acordaos de nosotros 
sobre todo cuando nos veáis en desesperanza 
y llenos de tristeza y congoja en el corazón.

Dispensadnos los dones de vuestras riquezas
y de la abundancia de las gracias
de las que estáis llena pues Dios os colmó. 

El Arcángel Gabriel os saluda y os llama llena de gracia.

Todas las naciones os llaman bienaventurada,
 todas las jerarquías del Cielo os bendicen,
y nosotros, que pertenecemos a la jerarquía terrestre,
os decimos también desde lo profundo de nuestros corazones, 
Dios te salve, oh llena de gracia, el Señor es contigo; 
ruega por nosotros, oh poderosa y bendita Madre del Salvador, 
y suplicantes te decimos que, a pesar de nuestros pecados, 
acógenos en tu seno y bendícenos ahora que estamos padeciendo. 

Virgen llena de ternura y compasión, alivia nuestras penas de amor,
socorre nuestro corazón destrozado y afligido 
y sana nuestras tristezas por los abandonos y ausencias,
nuestras amarguras por las traiciones e infidelidades,
nuestro desconsuelo por no tener a quien amamos 
junto a nosotros correspondiéndonos.

Tu, Bendita Madre, gloria de los Cielos y fortaleza nuestra
acógenos bajo tu manto de bondad, alívianos el dolor
en este momento que necesitamos tu ayuda
que sufrimos por amor y estamos desprotegidos.

Virgen María, amada Madre de toda comprensión
socórreme en este problema desesperado y urgente:

(pedir lo que se quiere conseguir).

No permitas que mi corazón siga angustiado, 
no dejes que padezca en mi vida sentimental  
y alivia el peso de las cargas que sostengo,
pues mis fuerzas ya flaquean, siento que me hundo,
y yo por mi mismo-a no encuentro remedio,
haz que mi vida amorosa sea plena,
que la pena y el dolor que ahora siento
sean sustituidos por dicha y felicidad para siempre
junto a la persona que tanto extraño, amo y necesito 
y concédeme lo que te he pedido a través de esta oración.

En tus manos deposito mi problema,
pues nadie mejor que tu puede darle solución.

¡Madre tierna María, te ruego, socórreme!
¡Madre queridísima mía, no me abandones! 

Virgen María, bendícenos a todos desde las Alturas 
y haz que nos bendiga el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo 

para que alcancemos la paz de este mundo y la gloria eterna. 
Tu que eres nuestro perpetuo socorro ante la adversidad, 
seca mis llantos, alivia mis penas y cura mis heridas
que tu amparo rodee mi alma y cuerpo noche y día 

para que tenga alivio en mi sufrir. 

Así sea. +

Rezar la Salve, un Avemaría y un Gloria. 
Confía plenamente en el auxilio de la Virgen María, pide esa solución que tanto buscas y anhelas para alegrar tu corazón, dile que no te olvide y sea tu poderosa mediadora ante Jesús y haz la oración y lo rezos con mucha devoción durante cinco días seguidos.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS DESESPERADOS (AMOR, SALUD, DINERO, TRABAJO...)

VIRGEN DE LOS REMEDIOS, ORACIÓN MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS

Gloriosísima Señora de los Remedios,  Virgen Santísima, Madre del Niño Dios y nuestra,  la más perfecta criatura sin mancha ni defect...