SANTA TERESITA DEL NIÑO JESUS, ORACION PARA DESESPERADOS PROBLEMAS Y NECESIDADES



El 1 de octubre, todos los católicos del mundo honran la memoria de Santa Teresa del Niño Jesús, o Santa Teresa de Lisieux en su fiesta. 

Santa Teresita vino al mundo el 2 de enero de 1873 en Alençon, Francia, de padres católicos y muy piadosos, ambos  canonizados el 18 de octubre de 2015. Su madre falleció cuando ella apenas tenía cuatro años, quedando su padre y sus hermanas mayores a cargo de su educación y crianza. 

Santa Teresita del Niño Jesús fue proclamada Doctora de la Iglesia por el Papa Juan Pablo II en 1997, 100 años después de su muerte a la edad de 24 años, siendo así, la tercera mujer en obtener este título después de Santa Catalina de Siena y Santa Teresa de Ávila. 

ORACIÓN DE PETICIÓN
Gloriosísima Santa Teresita del Niño Jesús
amorosa niña enriquecida con los dones Divinos
y llena de compasión hacia tus hermanos los hombres,
bendita florecilla limpia de mente y corazón,
que ahora que vives en el Cielo junto a tu amado Jesús
y allí gozas de las recompensas de tus virtudes,
vuelve hacia mi tus ojos repletos de misericordia
y recibe estas suplicas que de corazón hago,
pues yo ……. deposito toda mis esperanzas en ti. 

Te ruego supliques por todo aquello que me hace padecer,
que mis oraciones lleguen al Sagrado Corazón de Jesús
para que las peticiones que con fe hago le sean agradables
y así reciba el socorro que en esta ocasión imploro. 

Santa Teresita, coronada de gloria por el Señor,
por haber sido entregada, humilde, pura y fervorosa 
pero sobre todo, por tu fidelidad al Amor de los amores,
a ti que pasaste por la tierra siempre llena de fe y caridad 
no queriendo más que servir y adorar a Jesús 
te ruego seas mi protectora y me enseñes a ser mejor.  

Por tu entrega a las obras piadosas más insignificantes
por tu diligencia hacer que tus actos fueran agradables a Dios
y por tu gran devoción a la Santísima Virgen María,
te suplico me des tu bendita asistencia
y hagas, celestial santa mía, obtenga atención de los Cielos:
ayúdame a recibir las bendiciones y beneficios que solicito
ahora que me rodea por todas partes la desolación
y me encuentro lleno-a de desesperación
por no poder solucionar mis agobiantes problemas. 

Hoy yo....... me pongo en tus dulces manos 
y te pido con mucha esperanza admitas mis demandas;
tú qué hiciste la promesa de que jamás dejarías sin atender
ninguna petición que se te hiciera,
que enviarías una lluvia de rosas
y vendrías a la tierra para hacer el bien,
apiádate de mis sufrimientos, de mis penas y preocupaciones,
y concédeme el desahogo que tanto necesito.
te pido que orientes mi vida por el buen camino
y que me ayudes a cambiar todas las cosas malas,
intercede para que todo lo que me hace padecer desaparezca
y pueda respirar nuevamente con serenidad. 

Oh santa Teresita del Niño Jesús,
tú que desde las Alturas haces llegar amor y ayuda
a todo el que está padeciendo y que con fe te lo requiere
intercede por mí y solicita cuanto antes a Dios
que me alcance las gracias y favores
que yo ....... ahora pongo con confianza en tus manos: 

(decir el problema y lo que se desea conseguir). 

Escucha mis plegarias y llévalas ante Él,
ruégale me preste rápido auxilio
y con su Santa Misericordia me favorezca
 para que pueda solucionar mis dificultades y necesidades;

gloriosa santa Teresita, no dejes de rogar por mí
y pide a nuestro Padre Dios, que es toda bondad, 
también me conceda más caridad con los demás,
sencillez espiritual y amor ferventísimo, como el tuyo, 
para que mis obras y palabras le complazcan en esta vida
y así poder amarle por siempre en la Patria Celestial. 
Así sea. + 
Reza tres Padrenuestros, Avemaría y Gloria.
Haz la oración tres días seguidos. 

SOBRE SANTA TERESITA

En la Navidad de 1886, Santa Teresita tuvo una gran experiencia de unión mística con Dios, que posteriormente ella misma describiría como una "conversión completa". Casi un año después, hizo una peregrinación a Roma y pudo conseguir una audiencia papal, en la que solicitó y obtuvo permiso del León XIII para ingresar al Monasterio Carmelita pese a su corta edad pues aunque sabia lo que quería, solo contaba 15 años de edad.

Allí, se dedicó a vivir una vida en humildad, obediencia y santidad, llevando a cabo todas las cosas con amor y su propia confianza infantil en Dios. En el convento, hacía un constante esfuerzo para ser caritativa y llevarse bien con todos, especialmente con aquellas personas que no eran de su completo agrado. Cada vez que realizaba estos pequeños actos de caridad o hacía sacrificios aparentemente sin importancia, comprendía más y mejor lo que sentía y como crecía su vocación.

En su autobiografía narró su gran deseo de ser misionera, apóstol, mártir, pero siendo una monja en un tranquilo convento en Francia. ¿Cómo podría ella llegar a cumplir sus anhelos?

“La caridad fue la clave de mi vocación. Fui consciente de que la Iglesia tenía un Corazón y que este Corazón estaba ardiendo de amor. Sabía que un profundo amor llevaba a los miembros de la Iglesia a la acción, y que si este amor llegaba a su fin, los apóstoles nunca habrían proclamado el Evangelio y los mártires tampoco habrían derramado su sangre. Comprendí que el Amor llenaba todas las vocaciones, que el Amor lo era todo, que abarcaba todos los tiempos y lugares ... en una palabra, ¡que era eterno! Luego, en exceso de mi delirante alegría, grité: ¡Oh Jesús, mi amor ... mi vocación, por fin lo he encontrado ... mi vocación es el amor! "

Teresa se ofreció voluntariamente al Amor misericordioso de Dios el 9 de junio de 1895, la fiesta de la Santísima Trinidad y al año siguiente, en la noche entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, comenzó su lucha contra la tuberculosis, gravísima enfermedad que posteriormente la llevaría a la muerte.
Por medio de esta enfermedad Teresita recibió la misteriosa visita de la Virgen y con agrado decidió ofrecer su sufrimiento para reafirmar su ofrecimiento del año anterior. También empezó a sufrir una durísima prueba de fe que se mantuvo hasta la fecha de su muerte un año y medio más tarde. "Sus últimas palabras, 'Dios mío, te amo' son el sello de su vida", dijo el Papa Juan Pablo II.

A partir del momento de su muerte, millones de personas han sido inspirados por su sencillez y modo de amar a Dios y al prójimo. Son muchísimos los milagros que se atribuyen a su intercesión, ya que en una ocasión ella había dijo que "Mi cielo se gastará haciendo el bien en la Tierra".
Santa Teresita escribió una vez: 
" Ten la certeza de que Nuestro Señor no mira la grandeza de nuestras acciones, ni siquiera su dificultad, sino el amor con el que las hacemos".


2 comentarios:

  1. Santa Teresa hoy he rezado en la catedral de avila ante ti, te pido por favor me ayudes a que vuelva a mi el amor que fui a buscar y que vive allí, por intercede ante jesus que está cerca de ti, para que Jesús llegue al corazón de Francisco y la semilla que he ido a sembrar germina y de fruto poco a poco te lo pido en el nombre de Jesús amén.

    ResponderEliminar
  2. Santa Teresita, intercede ante tu hijo mi Señor Jesús por el perdón de mis pecados por mi matrimonio y el de todos mis hermanos y mis hijos, despeja de nuestras mentes toda duda y llénanos de tu misericordia. envíame un flor mi pequeña Santita

    ResponderEliminar

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ORACIÓN RECOMENDADA PARA CASOS DESESPERADOS (AMOR, SALUD, DINERO, TRABAJO...)

VIRGEN DE LOS REMEDIOS, ORACIÓN MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS

Gloriosísima Señora de los Remedios,  Virgen Santísima, Madre del Niño Dios y nuestra,  la más perfecta criatura sin mancha ni defect...