martes, 16 de agosto de 2016

ORACION DE LOS 13 RAYOS DEL SOL, PODEROSA Y MUY EFICAZ PARA PROTEGER DE ENEMIGOS Y PELIGROS




A la una, está el sol más alto que la luna. 

A los dos, las dos tablas de Moisés
en las que escribió el Padre sus Mandamientos. 

A las tres, los tres Patriarcas.

A las cuatro, las cuatro llagas de Nuestro señor. 

A las cinco, las cinco puntas del Santo Pentagrama. 

A las seis, los seis cirios con que alumbraron Galilea.

 
A las siete, los siete dolores
que sufrió María Santísima por su Hijo Jesucristo. 

A las ocho, todas las puertas se alzan
con las ocho puertas del Paraíso. 

A las nueve:
mírese amigo, menos nueve enemigos. 

A las diez, los diez Mandamientos guardaré. 

A las once, las Once Mil Vírgenes me acompañarán,
me guiarán y me alejarán de todo mal trance o peligro. 

A las doce,
los Doce Apóstoles me escoltaran en mis caminos. 

A las trece, preso Satanás,
no me tocará ni por delante ni por detrás. 

Así sea, así esta hecho, así será. + 

Rezar Padrenuestro y Gloria. 

Esta antigua y muy eficaz oración se hace por la noche,
y es aconsejable repetirla con cierta frecuencia
para estar bien protegido en todo momento.
Antes de rezarla se puede encender una vela morada
o marrón, o blanca, o azul oscuro,
y quemar incienso puro en grano
echando el humo que desprende sobre si mismo,
o sobre la persona que se quiere proteger
de cualquier enemigo, mal y peligro. 




6 comentarios:

  1. Gracias lo necesitaba con urgencia un abrazo inmenzo

    ResponderEliminar
  2. Con fé con toda la fe posible noche tras noche rezo está oración.

    ResponderEliminar
  3. Gracias. El poder de Dios es infinito, es Todo. bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Dios por otro dia de Vida Amen.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ORACIÓN RECOMENDADA PARA AMOR, DINERO, TRABAJO, SALUD; PROTECCIÓN..

CRISTO DEL GRAN AMOR ORACION PARA PETICIONES DIFICILES Y DESESPERADAS (SALUD, AMOR, TRABAJO, DINERO, PROTECCION)

Dulce y amoroso Cristo del Gran Amor, Divino Jesús dueño de mi alma, que la bondad de tu dulce Corazón me asista, que la ternura que ...