viernes, 21 de noviembre de 2014

ORACION A SANTA INES CONTRA LA VIOLENCIA, MALOS TRATOS, HUMILLACIONES, INJUSTICIAS


 
 
Gloriosa santa Inés, virgen y mártir,
que aun adolescente diste testimonio de tu gran fe
y consagraste con el martirio tu pureza,
y con un corazón limpio y puro,
con grandes sentimientos de caridad , 
te entregaste y amaste al Señor
y seguiste fielmente a la Santísima Virgen,
míranos desde la Gloria
y ayúdanos en nuestras adversidades.

Santa Inés, mística esposa de Jesucristo,
que recibiste crueles castigos
por no ceder ante la tiranía,
  fuiste grandemente humillada y difamada
injustamente acusada,
tú que fuiste tratada con violencia y vejaciones
concédenos justicia, valentía, fortaleza,
aleja de nuestras vidas las malas personas,
aleja la violencia, la ira y la crueldad,  
haz que ninguna palabra u obra
nos pueda dañar y perjudicar.

Santa Inés por tus nobles sentimientos,
 por los muchos favores que has concedido,
y por los milagros que en vida y muerte has obrado,
hoy queremos suplicarte
que nos socorras y ayudes
para solucionar esto que ahora nos inquieta
y no nos permite vivir con paz y tranquilidad:

(decir lo que se quiere conseguir).

¡Oh santa Inés bendita!,
a ti acudimos con inmensa fe y esperanza,
tú que recibiste ayuda de los ángeles
y obtuviste victoria sobre las injusticias 
no dejes de socorrernos en nuestro problema,
alivia los sufrimientos y perjuicios
que las malas acciones de las personas sin corazón
nos han causado,
haz que consigamos justicia y sosiego
en nuestras vidas, en nuestros hogares,
en nuestros puestos de trabajo,
y alcánzanos que el Señor nos conceda
su ayuda y protección,
y la fuerza y valor para actuar.

Por Jesucristo nuestro Señor. 
 
Amén.
 
Rezar tres Padrenuestros,
tres Avemarías y tres Glorias.
 
 
 

1 comentario:

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ORACIÓN RECOMENDADA PARA TRABAJO Y DINERO URGENTE

VIRGEN DE LA MISERICORDIA, ORACION PARA ANGUSTIOSOS PROBLEMAS ECONOMICOS

Santísima Virgen de la Misericordia, dirige tu mirada bondadosa sobre tus hijos, admítenos en tu presencia amorosa, acógenos en tu In...

ARCHIVO DEL BLOG