domingo, 21 de septiembre de 2014

BENDICION DEL FUEGO PARA DESTRUIR OBJETOS CONJURADOS O TRABAJADOS CON MAGIAS

 
 

Dígnate, Dios Todopoderoso,
de bendecir este fuego para que sea símbolo
de la presencia del Espíritu Santo
y de la llama de amor viva que arde
en el Sagrado Corazón de Jesús,
en el Inmaculado Corazón de María
y en el Castísimo Corazón de san José.
 Para que destruyendo en el fuego bendecido
estos objetos o elementos físicos,
quede también aniquilado
todo mal espiritual y corporal
conjurado a través de ellos contra tus hijos amados.
 
Queden así disueltos todos los maleficios
de muerte, enfermedad o ruina,
simbolizados por los elementos que sometemos
bajo el poder de tu llama de amor.
 
Y que esto se realice en el nombre
de Dios Padre Omnipotente,
Dios Hijo Redentor del Mundo,
Dios Espíritu Santo,
con el poder de atar y desatar
que tiene la Santa Madre Iglesia Católica,
por la intercesión de la Santísima Virgen María
y el ministerio de los Santos Arcángeles
San Miguel, San Gabriel y San Rafael.
 
Amén.

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

NOTA: Si se tiene la sospecha de que se ha hecho
alguna brujería o trabajo de magia negra
mediante un elemento físico, ya sea un objeto,
foto, ropa, o cualquier otro medio,
es mejor deshacerse de dicho objeto o elemento
quemándolo en el fuego bendecido.
Esta oración y los rezos se hacen tres veces
antes de arrojar al fuego los objetos
que se consideran embrujados, conjurados,
trabajados, hechizados, malignos, o maldecidos, 
para que queden disueltos y eliminados sus efectos
y no puedan seguir dañando y perjudicando.



 

1 comentario:

  1. Grecias san cipriano por estar trabajando a mi favor por recuperar el amor del hombre que mas amo. así sera amen

    ResponderEliminar

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ORACIÓN RECOMENDADA PARA TRABAJO Y DINERO URGENTE

SANTA ANGELA DE LA CRUZ, ORACION PARA CARENCIAS DE DINERO MUY GRAVES Y URGENTES

Gloriosa y milagrosa santa Ángela de la Cruz, alma generosa y pura, plena de caridad sin medida,  de bello corazón engrandecido por el...

ARCHIVO DEL BLOG